88

La ilusión se asoma a la puerta: ¡Aquí nos están esperando nuestros bebés!

Día de emociones ayer. No imagináis la mezcla de sensaciones camino de Marbella. Como ya he comentado en algún post anterior, igual he dejado pasar más tiempo del recomendable para retomar el tema. No sé. He llegado a tal punto de desconexión, como el que ve los toros desde la barrera, que casi me he creído que la película no iba conmigo… Y sí, señorita, va contigo y con tu pareja, va con vosotros, va con el deseo de ser padres y de acunar a un bebé en los brazos.

Nervios por esos tres meses de kit-kat, más nervios por conocer a un nuevo doctor –con el cariño que habíamos cogido al anterior- y un poquito más aún de nervios de conocer la nueva clínica FIV Marbella, que se ha mudado a un nuevo centro, mejor situado y con unas instalaciones magníficas. Nada que envidiar a otros más famosos…

reproducción asistida

Clínica FIV Marbella

La verdad es que, como siempre nos sucede con este gran equipo de profesionales, es pasar el umbral de la puerta y relajarnos, no parar de sonreír y sentirnos como en casa. Desde este post, por si algún día lo leyeran, GRACIAS a Maite, Cristina, Ade, Enrique, a Federico (el Doc que se marchó), a Daniel (nuevo gine) y a todos los que conforman, de una u otra manera FIV Marbella. Y de verdad, digo todo esto de forma desinteresada.

Es la mejor manera que conozco de expresar como ayer volvió la ilusión a apoderarse de nosotros, con un gusanito que empezó a moverse por la tripa y llegó hasta el cerebro. ¿El resultado? Salir de allí con una gran sonrisa y soñando con lo hermoso que será ser papás.

La visita fue estupenda, como ya podéis comprobar. Nos reencontramos con todos los que tan bien nos han tratado y conocimos a Daniel Sosa, con el que esperamos –SÍ O SÍ- conseguir el positivo. De aspecto amable, muy cercano, joven, por su acento creo que argentino y por lo que hablamos muy preparado para llevarnos de la manita al quirófano y de allí a la betaespera. Tras esta, las dos rayitas rosa que tanto anhelamos ver.

Le planteamos varias cuestiones que espero poder contaros más tranquilamente: sobre la calidad de los embriones, si es mejor transferir uno o dos, preparación para esta segunda transfer natural, sin medicación, o con algo de ‘ayuda’, transferencia con o sin sedación (por mis mareos), posible fecha para tener en mi vientre a esos bebitos (en torno al 22-25 de agosto probablemente), una propuesta de ‘cambio’ en la transferencia que está obteniendo buenos resultados y de la que os hablaré… Sigue leyendo

42

Y ya llega ‘mañana’

Después de tres meses de kit-kat va siendo hora de volver a poner la mente –el corazón siempre ha estado con ellos– en nuestros bebés. Mañana vuelvo a la clínica para empezar a preparar todo de cara a la transferencia, la segunda, que nos haremos en el mes de agosto.

La verdad es que íbamos a dejarlo para este viernes. Sin embargo, hace un ratito mi chico, que está siendo el más ‘racional’ de los dos en todo esto, me ha dicho… “¿Por qué esperar? Vamos a ir ya, hoy, mañana, para dar ese primer paso que tanto parece estar costándote. Debemos ir al Doc, que nos diga cómo vas y qué análisis tenemos que hacernos”. Más razón que un Santo que se dice, ¿Verdad?

Allá que he llamado un tanto nerviosa a la clínica y ya tengo cita para mañana, a las 16.30 horas. No puedo ocultar mi nerviosismo y por eso estoy escribiendo ahora. Necesito respirar, contar hasta tres y saber que no pasa nada, que cuanto antes empecemos, antes podemos terminar. Pero como cuesta… igual he desconectado en exceso y esto es algo contradictorio. A pesar de que no me olvido del tema ni un segundo, el saber que aún quedaba para retomarlo me ha hecho relajarme un poquito, viéndolo como una meta en el horizonte pero un poco ajena a mí. Raro, ¡lo sé! 

Gran parte de los nervios, todo hay que decirlo, los provoca el saber que nuestro doc, el genial Coppola (mil gracias donde quiera que esté por el trato que nos ha dado), ha dejado FIV Marbella y este martes vamos a conocer al nuevo, Daniel Sosa. Me pregunto cómo nos irá con él. Sí, seguro que bien, pero bueno, cuesta acostumbrarse a cualquier médico, más ahora cambiar cuando estábamos tan contentos.

La verdad es que voy con algo de ventaja, y es que mi amiga Ameliehay qué bien que avanza su embarazo!!!- ya ha estado con él y me ha hablado genial. Me ha ayudado a relajarme un poco y a no temerle. Dice que se ve un gran profesional y que es muy amable. ¡A ver qué tal! También voy a conocer la nueva clínica. Han cambiado de instalaciones y están estrenando centro.

Yo solo quiero que pase lo más rápido posible este tiempo que nos puede quedar de búsqueda, de idas y venidas. Supongo que como a tod@s vosotr@s…

Un besazo para tod@s.

56

“Tú también tendrás tu bebé”

Martes que arranco especialmente sensible. Aún siento la humedad de las lágrimas que ayer brotaron de mis ojos… El motivo, a las personas ajenas a nuestra realidad –las dificultades para ser mamás y papás-, les puede parecer egoísta, envidioso, puede que hasta de mala persona. Pero se que tod@s los que andáis por aquí me entenderéis.

La pasada noche me dieron una feliz noticia. Es feliz, sin duda, y yo también la siento así, la verdad. Una de mis primas va a ser mamá. En una situación normal seguro que esa noticia no me habría afectado de manera negativa… pero no lo pude evitar. Cada nuevo ‘estado de dulce espera’ que le llaman que tiene lugar en mi entorno más cercano termina por afectarme. Obviamente, me alegro infinitamente por ese primito que viene en camino, de eso no hay duda. Es simplemente que son hechos que te hacen volver a recordar que para ti no es nada fácil, que para ti puede que no sea posible dar esa noticia…

Cuando llegó mi chico a casa y me vio con la carita de Magdalena rápidamente vino, me preguntó, le conté, me abrazó, me quiso en ese instante más que nunca, me secó las lágrimas, me besó en la mejilla y mirándome fijamente con sus ojos azules me dijo: “Tranquila nena, tú también tendrás tu bebé. Tendremos nuestro bebé. Tranquila”.

22

Embriones que mañana serán nuestros bebés

Hace unos días compartí en Twitter (@proyectodemami) un artículo muy interesante publicado por Ginefiv: “Valoración y selección embrionaria, ¿de qué calidad son mis embriones?”. Yo no sabía que existían ‘clases’ también en la reproducción asistida hasta que tras la punción y en puertas de la transferencia nos llamaron de la clínica para decirnos: “Hemos obtenido embriones de gran calidad, seis, de tipo A, B y solo uno C”. ¿Perdona? ¿Tipos? ¿Clases? Pues sí, resulta que según las probabilidades de implantación que tengan nuestros ‘huevitos fecundados’ los clasifican. Es la forma para ir transfiriendo aquellos con más futuro.

calidad embrionaria

En nuestra primera transfer optamos por ‘los mejores’ –ay, selección natural, ¡como la vida misma!–. Es decir, ya los ‘utilizamos’ sin éxito… Por eso sí me preocupaba un poquito el tema, pese a que aún tenemos proyectos de bebés que parece pueden prosperar. Es por eso que este artículo me ha dejado muy tranquila, a mi y alguna que otra futura mami, como me comenta la compañera Laura (@cocinillas20).

Existen cuatro tipos de embriones:

1. Categoría A o embrión de 1ª; óptima calidad embrionaria y máxima capacidad de implantación.

2. Categoría B o embrión de 2ª; buena calidad embrionaria y elevada capacidad de implantación.

3. Categoría C o embrión de 3ª; embrión de calidad media con una capacidad media de implantación.

4. Categoría D o embrión de 4ª; embrión de no muy buena calidad con baja probabilidad de implantación.

Esto es así. A más calidad, mayores posibilidades de que esa transfer termine en un positivo en la beta. Sin embargo, dicen algo que TODAS deberíamos grabarnos a fuego en la mente: TODOS LOS EMBRIONES PUEDEN DERIVAR EN UN EMBARAZO SANO. Todas las categorías embrionarias representan una probabilidad de gestación.

Sigue leyendo

23

1 euro al mes por la regularización de la gestación subrogada en España

Esta mañana escuchaba en el programa ‘Hoy por Hoy’ de Cadena Ser –soy fan total- sobre la gestación subrogada. Si hace unas semanas se trataba el tema en el espacio Hora25 de Angels Barceló, hoy lo tocaban en las mañanas de la radio. El problema está en la falta de regularización de esta forma de reproducción asistida, que en el fondo –y en la forma- no parece querer ser tratada como tal, como otro camino más para que muchas personas hagan realidad el sueño de ser padres.

gestacion subrogada españa

Compartí en Twitter que se hablaba sobre esto en la radio y uno de los RT que hicieron a esa publicación vino de parte de la Asociación por la Gestación Subrogada en España. Es a través de esta, @GSubrogada, que he conocido el programa Teaming de micro donaciones y el grupo que han creado con el objetivo de recaudar fondos para colaborar en que salga adelante una Proposición de Ley para legalizar y regular la gestación subrogada en nuestro país. Por solo un euro al mes podemos aportar nuestro granito de arena a esta técnica a la que, nunca se sabe, igual un día necesitaríamos recurrir nosotros o bien amigos, familiares o personas de nuestro entorno más cercano.

Os animo a tod@s a destinar ese euro al mes para colaborar con esta causa. Yo ya me he sumado a este grupo todavía modesto de tamaño pero grande en ilusión y ganas de apoyar a aquellos que han optado por este difícil camino. La meta no es otra que contribuir a que no sea tan complicado… ¿Te unes al reto?

Colaborar es muy sencillo. Solo hay que darse de alta en la web, www.teaming.net. Después, buscáis el grupo ‘Gestación subrogada en España’ –ahí tenéis su enlace directo– y listo.
Sigue leyendo

36

Y julio llegó…

Han pasado ya casi tres meses desde nuestro primer negativo. En este tiempo pasamos de la tristeza y la desilusión de las primeras semanas, a la recuperación emocional del mes siguiente… y a la (casi) total desconexión de nuestra realidad: para ser papás hay que pasar por laboratorio y quirófano.

blog fecundacion in vitro

En principio íbamos a acudir a la clínica en junio para volver a deshojar la margarita: bebé sí, bebé no… Sin embargo, teniendo en cuenta que ese mes se iba a presentar lleno de eventos (vacaciones, boda, ferias y visitas de amigos), decidimos pronto dejarlo seguro para julio.

Nos fuimos a Riviera Maya, volvimos con las pilas súper cargadas… pero la verdad es que yo, al ver que se acercaba el momento, no terminaba de verlo claro. Julio, verano, visitas al Doc. No terminaba de animarme. Empecé a darle vueltas a la cabeza. Consulté con la almohada, busqué información en internet sobre cuándo era el momento más oportuno para reiniciar un tratamiento –obvio, eso está en cada pareja, yo diría que en cada mujer, pues al final somos las que llevamos más carga física, por supuesto, y también emocional–, me cuestioné pros y contras y adopté una postura.

No era mi momento, necesitaba JULIO para mi, para nosotros, para mi verano 2014 sin preocupaciones ni visitas al médico.

Tocaba comunicárselo a mi chico. Al fin y al cabo, era mi postura, pero debería ser NUESTRA decisión, del futuro papá y la futura mamá. Él me entendió a la perfección. Le di mis razones, le hablé de mis inquietudes –siempre rondando ese miedo a otro NO– y, pese a que por él lo intentaríamos ya, terminó pareciéndole bien postergarlo nuevamente. Y añado que DEFINITIVAMENTE.

Será en agosto cuando vaya a recoger a mis bebés. Sí, mis bebés. No los llamaba así desde el 14 de abril, cuando tuvimos el test de embarazo, y ya es hora de volver a llamarlos lo que son esos embriones que están ahora ‘hibernando’ en Marbella.  Sigue leyendo