142

Pruebas, pruebas y más pruebas

Tarde de domingo, cielo encapotado, mi ordenador y yo cara a cara para poner algo de orden a esta última semana en que he estado ‘ausente’… La verdad es que antes debo daros las gracias –se que no es la primera vez que empiezo así, ¡por algo será!– por los muchos comentarios y consejitos que me habéis dejado en relación a las pruebas que quería proponerle al Doctor que me hicieran. Todos me han sido de gran utilidad. Al fin y al cabo sigo siendo ‘novata’ en muchos aspectos de la reproducción asistida. La experiencia es un grado, vosotras la tenéis y os lo agradezco.

pruebas negativos de repeticion

Domingo entre peticiones de pruebas y analíticas. Ordenando un poco mi cabeza y cogiendo aire para la semana que viene…

El viernes 12 de septiembre tuvimos cita en la clínica. Era el regreso tras el segundo negativo –betaespera el lunes 8, difícil olvidarla–. Nos recibieron con mucho cariño, algo que siempre se agradece. Una vez ya con Daniel Sosa, nuestro Gine, un abrazo cálido y a poner las cartas sobre la mesa. Primero, nada de hacer ya la segunda transfer. Hay que contemplar la posibilidad de que haya algún factor desconocido por ahí que esté dificultando el quedarme embarazada con fecundación in vitro. Sosa lo tenía claro y nosotros también, así que eso me tranquilizó. Durante la cita nos habló de mil nombres, casos, posibles obstáculos… pero todos (entiendo que CASI todos) con solución.

Esto, por un lado, me puso en alerta y algo nerviosa: pensar todos los factores que pueden estar afectando a la implantación de los embriones me estresó. Uno llega a la reproducción asistida pensando que todo eso no existe, nombres que en la vida ha escuchado, pero ahí están… Por otro, me consoló el saber que si salen algunas cositas, por así decirlo, suelen tener tratamiento. El único ‘contra’ es que alargarán esto más, ya que igual hay que estar unos meses con pastillas o pinchazos, pero bueno. Mientras tenga arreglo, no pasa nada. Eso me decía yo.

Por si puede interesados a las que estéis más o menos en mi mismo lugar, me han mandado muchas analíticas. Os digo que, ya puesta, cuantas más cosas me miren, mejor, aunque esto retarde el tema… 
Sigue leyendo

52

Trombofilia, Coagulación… ¿Rizando el rizo???

Hoy me vino la regla y empecé con los parches, preparándonos ya para la tercera transferencia embrionaria.

La verdad es que en estos días que han pasado desde el negativo mi chico y yo hemos empezado a darle vueltas al coco, a pensar cómo, por qué, posibles motivos… Somos conscientes de que dos negativos entra dentro de la ‘normalidad’ de la reproducción asistida. Sin embargo, no quiero que se den tres o cuatro negativos para que empiecen a mandarnos otras pruebas, como he leído a muchas otras mujeres en otros blogs y foros. Es por eso que mañana vamos a comentarle al doctor sobre la pertinencia de hacernos ya pruebas que son relativamente ‘frecuentes’ cuando se empieza a pensar en posibles problemas añadidos. Pues eso, ¡rizando el rizo!

Me gustaría pediros vuestra opinión al respecto, si os habéis hecho la de trombofilia y coagulación, que tengo entendido que son las más normales, en qué consistían, qué tal han salido… Ah, y si me recomendáis otros análisis o estudios que puedan ayudarnos a prevenir posibles males mayores. No me importa afrontar otro negativo, pero no quiero que tengamos que llegar a eso para darnos cuenta de que había otra cosa que fallaba.

La verdad es que cuando llevas dos negativos -repito, aunque entre dentro de esa ‘normalidad’- en dos transferencias con embriones de calidad -en la primera fueron dos-, se supone que estás sana como una manzana, con 33 años, en forma, con buena alimentación y que ha seguido las pautas indicadas de reposo relativo y vida tranquila durante la betaespera, con tu medicación y todo eso, es difícil no plantearse si hay algo más.

Espero que me entendáis a lo que  me refiero, ¡y todas las aportaciones serán muuuuy bien recibidas para plantearle mis dudas al Doc!

21

Mi primer ‘cumpleBlog’

Hace una semana me imaginaba algo distinto este momento… Con un positivo y la mayor de las sonrisas para celebrar que hace un añito escribía mis primeras líneas en este blog que tanto me está ayudando. El 10 de septiembre de 2013 no era realmente consciente de la ‘aventura’ en la que íbamos a embarcarnos, y por supuesto no hablo de crear este diario, sino de la reproducción asistida. No sabía qué era una IA o una FIV, en mi vida había escuchado hablar del puregon o el progeffik y mis análisis de sangre durante mis entonces 32 años de vida se contaban con las dos manos, ¡no hacía falta más!

Mucho ha cambiado todo, aunque no haya conseguido aún el objetivo. Este 2014 está siendo un año difícil, la verdad, y no puedo decir más que estoy deseando que termine. Igual os suena mal, no lo sé, pero es la realidad, es lo que siento, y como todo lo que hay en este blog no puedo más que dejarlo aquí reflejado, que para eso está.

primer aniversario blog fiv

¡Feliz cumpleaños, SoyMamiBlog!

Nueve meses, un embarazo, ¡qué ironía! Tres trimestres desde que empezamos con la medicación, en enero de 2014. Me encuentro ahora con dos negativos que en estos días me han ido pesando cada vez más pero que intento no tener mucho en cuenta. En mi cabeza solo cabe el SÍ, PODEMOS, y aunque en ocasiones eso me lleva a meterme en la cama a las once del anoche para detener la negatividad que a veces siento me invade, estoy sacando fuerzas para ser positiva.

Esta misma mañana ha dejado en el blog un comentario una nueva ‘compi’, Laura, que cuenta su experiencia: necesitó dos punciones para tener a su bebé, que ya tiene esos nueve meses. Es decir, yo empezaba con esto y ella conseguía su positivo. Si Laura ha podido… ¿Por qué no yo? ¿Por qué no nosotras? Creo que hace un ratito he sido realmente consciente de que siendo fuertes la meta está ahí, no es algo imposible. Exige mucho esfuerzo, mental y económico, concentración para no desviarnos del camino, llevar los días reguleros y los malos malísimos… Pero la meta está ahí, solo hay que seguir andando, paso a paso, hasta alcanzarlo. Puede que este sendero sea más largo de lo esperado, pero si vamos bien acompañados –como es mi caso con mi chico, con mi familia, y con VOSOTR@S- antes o después llegaremos a la meta.

Pues eso, feliz cumpleBlog, soyMami. Gracias por todo lo que me has dado y lo que me das, esta ventanita al mundo para desahogarme, para dejarme ver, para llorar y también para gritar de alegría cuando así lo he sentido.


Espero en unos días daros ya tooodos los detalles del sorteo que voy a organizar con BardaGyn. Me va a ceder un pack de sus productos para poder sortear entre todas vosotras y os aseguro que os gustará. Yo ya os he comentado que estoy encantada con sus productos. Gracias a ellos por confiar en mí.

60

El mañana es hoy

Son tantas las cosas que se me vienen a la cabeza ahora mismo… Hasta me cuesta escribir lo que siento. En primer lugar, daros las GRACIAS con el corazón a todos los que hoy me habéis mandado mensajitos de ánimo a través de redes sociales y con comentarios en el blog. GRACIAS. Me faltan manos para abrazaros a tod@s y cada un@ de vosotr@s por estar ahí, por darme ánimos y por sentirme el dolor con nosotros. GRACIAS. 

El título de este post es una auténtica declaración de intenciones: el MAÑANA es HOY. No podemos vivir pensando en qué ocurrirá dentro de un mes. En esta vida, nos guste o no, lo único que tenemos es el AQUÍ y el AHORA. Por eso, esta mañana, tras echar algunas lagrimitas en pareja, nos hemos mirado a los ojos y hemos decidido seguir luchando. Como ya comentaba en otro post, un negativo solo hay que verlo como un pasito más, así que yo me he ido camino del trabajo dándole vueltas a la cabeza pero sin el dolor y el desasosiego con el que recibí el primer negativo. Creo que sí va a ser cierto eso de que de los errores se aprende y que la escuela de la vida es la que nos da las mejores enseñanzas. 

Este EL MAÑANA ES HOY quiero que lo adoptéis todas las que estáis en esta lucha, como yo, seguramente que como tú. Igualmente, las que ya estáis en el camino de ser mamás, en algún momento habéis sido conscientes de la importancia de no perder el tiempo con lágrimas, lamentos y preguntas sin respuesta para pasar a la acción. Eso hemos hecho nosotros: Este viernes tenemos ya cita en la clínica para arrancar con la preparación para la tercera transferencia de embriones. 

Esta tarde llamé al centro para comunicarles el resultado de la prueba. Creo que ellos parecían más afectados que yo. Obviamente, parecían. Nadie puede estar más afectados que el futuro papa y la futura mamá, que nosotros, que vosotros cuando habéis estado en una situación similar. Les he consultado si podríamos hacer la tercera transfer con esta regla que ha de bajarme. Normalmente aconsejan esperar un ciclo, a modo de recuperación. Sin embargo, como esta vez ha sido más ‘natural’ y casi sin medicación -solo progesterona y estrógeno-, el Doc parece estar de acuerdo en hacer YA la preparación

Como os comento, la cita en la clínica es el viernes, así que ya os contaré. En estos días, tras dejar progeffik, debería venirme el ‘periodo’. La verdad es que cuando vea al Gine quiero hacerle varias preguntas. Me asusta pensar que haya algún factor ‘femenino’ por ahí que esté dificultando la implantación y quiero ver su opinión. También nos han dejado ya caer que ellos nos recomiendan en este tercer intento transferir dos. A mi el único miedo que me da con esto es el pensar que entonces solo nos quedarían dos intentos -este y otro- antes de tener que empezar de cero, con punción y todo eso… 

Pero bueno, petarda, no te vayas por donde no debes ni pierdas de vista la filosofía de ‘EL MAÑANA ES HOY‘, pensar en el aquí y el ahora. El aquí, en el centro, con mi pareja, vamos a volver a la carga. El ahora, este mes de septiembre. A ojo de buen cubero yo creo que para finales será la transferencia. Pero bueno, lo dicho lokita, aquí y ahora. 

De nuevo, GRACIAS. Nunca me cansaré de daros las gracias. Un beso y a seguir tod@s a la lucha. 

79

Negativo

La margarita dijo NO.
A falta de hacerme la beta en sangre en un ratito, la prueba que nos hemos hecho en casa hace media horita no deja lugar a dudas. ¡Ni rastro de la segunda línea rosita!!! Negativo.

image

Segundo negativo tras segunda FIV. "Sigue buscando...".

Gracias de corazón por estar ahí. Hoy será un día regulero pero mañana seguro que tengo mejor despertar.

26

La (fea) sensación de que lo que para nosotr@s es un sueño para las clínicas no deja de ser un negocio

La verdad es que llevo días dándole vueltas a un tema. Ya en el titular os lo digo todo. Cuando uno empieza en todo esto, aunque ya sabes que son tratamientos costosos y que es probable que tengas que pedir ayuda a familiares o amigos o incluso un crédito bancario, no eres realmente consciente –y hablo ahora solo a nivel económico– de cuánto te va a costar acunar a tu bebé en tus brazos… y eso en el que caso de que se consiga (perdonadme esto último pero no quiero nunca perder la perspectiva de la situación real). 

coste tratamientos fecundación in vitro

Uno nunca es realmente consciente del coste que tienen los tratamientos de reproducción asistida. Todo suma.

Si quiero tratar este tema aquí y ahora es por un hecho que sucedió este martes, en plena betaespera, y que fue como un jarro de agua fría. Estaba en mi ofi trabajando cuando sonó el móvil. Me llamaban de la Clínica. Ay, inocente de mi, pensé que era para ver qué tal lo estaba llevando. Aun así me extrañaba, porque ellos en esta fase ¿final? prefieren no contactarnos para que no nos pongamos más nerviosos.

Al otro lado del teléfono la misma voz amable y encantadora que nos hace sentir tan bien cuando llegamos a nuestro centro de reproducción asistida. Unas preguntas amables –¿qué tal? ¿cómo te encuentras? ¿tienes molestias?–, unas agradecidas respuestas por mi parte… y el motivo real de la llamada: ‘debemos’ 450 euros. ¿Cómo? ¿En concepto de qué? Ay, que parecemos novatillos y todo –yo y mi chico–. Ay, ¡bendita inocencia y confianza! 

Este segundo intento en Fecundación in Vitro, como ya sabéis, decidimos hacer la transferencia de un solo embrión. Lo comentamos con el Doc, con la embrióloga. Sin problemas. De hecho, ‘ese es siempre nuestro objetivo’, nos dijo el Ginecólogo muy sonriente. Perfecto. Todos contentos. Vamos el pasado viernes, descongelan muy bien las dos habichuelitas, transfieren una y vuelven a congelar la otra. Aquí compis está el quid de la cuestión: volver a guardar al peque 2 en la nevera de futuras mamis cuesta la gracia de 450 euros, los 450 euros que debemos a la clínica. 

Imaginaos la sensación, en plena betaespera, cuando me llaman para decirme eso. Me río ahora. Yo inocente pensando que era para ver qué tal me sentía, si todo estaba OK. Empezó comentándome del embrión y hasta se me encogió el estómago de pensar que no había sobrevivido y que me había contactado para darme la noticia. En ningún momento imaginé esto. 

Este post, por si lo leyera alguno de los gestores o profesionales que trabajan en estas clínicas de reproducción asistida, es para decirles que todo es nuevo para nosotros, TODO; que lo que no nos comuniquéis vosotros no lo podemos adivinar; que una llamada de este tipo puede hacerte sentir que esto no es la búsqueda de tu ansiado bebé, de alcanzar el sueño de ser mamá, sino que es un negocio, ni más ni menos, un número de mínimo cuatro cifras que en la mayoría de los casos cuesta trabajo reunir. 

Soy consciente, de hecho he tenido conversaciones en torno a estos temas con familiares y amigos en los que suelo ponerme del lado de estos centros, de que son empresas. De que sois empresas. Hay que mantener equipos, instalaciones, personal, marketing, pagar luz, agua, teléfono, quirófanos, etc. De verdad que no soy tonta y se como funciona este mundo. Sin embargo, repito, lo que no nos contéis no lo podemos adivinar y normalmente en estos tratamientos –sobre todo temas de fecundación in vitro y OVO donación– son muy costosos. Uno va haciendo sus cuentas. En el primer intento eres consciente de cuánto has gastado en total. Ya a partir de ese primer negativo –al menos nosotros– dejar a un lado la calculadora y contrarrestar algo tan frío como el dinero con algo tan hermoso, cálido y amoroso como puede ser un recién nacido

quedarse embarazada

A las clínicas pedirles transparencia siempre a la hora de tratar los presupuestos. Solo somos personas con mucha ilusión por ser padres…

Solo se trata de transparencia y honestidad ante todo, de empatía con las personas que como yo y mi chico, como vosotras, solas o en pareja, confían en vosotros, grandes clínicas, para alcanzar un sueño que parece resistirse. Como decía una de mis mejores amigas, ‘cuentas claras, conservan amistades‘. ‘Cuentas claras, amistades duraderas‘. 

___________________________________________________________________________

*En muchas ocasiones he alabado el buen trabajo que consideramos están haciendo en el centro al que vamos. En este post he preferido evitar citarlo porque también he de decir que este hecho no enturbia en absoluto el excelente trato que siempre tienen con nosotros, lo cómodos que nos hacen sentir y lo seguros que nos sentimos en manos de profesionales que consideramos excelentes. 

30

Una betaespera muy diferente

Hola chicas. Ay, qué semanita llevo. No sé bien qué contar o qué decir, porque esta segunda betaespera está siendo muy rara, nada que ver con la anterior. Al final, la experiencia es un grado, nos guste o no, y de la ilusión y el pensamiento positivo que ganaba al ‘NO’ de la primera vez hemos pasado a un sentimiento de ni blanco ni negro, ni frío ni calor, ni sí ni no. Un ‘no lo sé’ y un ‘todo puede pasar’ descafeinados reinan mi cabeza.

La verdad es que el fin de semana pasado transcurrió muy tranquilito, como mandaban las indicaciones médicas. Dormí como nunca, la verdad, unas siestas de tres horas y unas noches de hasta diez horas en estado de coma, como yo digo, sin enterarme de nada. Comí muy bien, me mimaron mucho mi chico, mi mami y mi suegra (pasé mucho tiempo con ellas porque mi pareja trabajaba de noche) y todo fue sin incidentes.

Todo cambió el lunes, la verdad. Pasé el día con muchos pinchacitos en el vientre y estos pasaron a la parte baja de la espalda, por los riñones, y a las piernas. Durante el día fue a más. Salí del trabajo a las cinco y media y me fui para casa. No sabría describir la situación, supongo que al final los nervios también influyen mucho, aunque no me noto especialmente ansiosa. El caso es que las molestias fueron a más, especialmente en las piernas. Aunque tengo problemas de circulación, no me suelen doler con tanta intensidad. Fue tal que pasé una noche de perros, apenas pegué ojo y empecé a sacar mi lado ‘hipocondriaco’.

Estaba sola, mi niño tenía programado un mini viaje de trabajo de lunes a martes desde hace unos meses, así que eso iba haciendo que más se liara la bola. Pero vamos, el dolor era real, de eso estoy segura, y las molestias eran peores en la cama que en pie, por lo que probé a meterme en la ducha con agua fría, dar unas vueltas por la casa… apenas pequé ojo. Por supuesto, a él no le quise decir nada para no preocuparle de más, ¿qué iba a poder hacer?

El martes me levanté cansadísima por la mala noche… los dolores siguieron pero más leves. Lo que decidí fue ir al trabajo andando, para ver si lo que necesitaba era caminar un poco –tengo como 25 minutos hasta la oficina y siempre voy ‘a pata’. El día transcurrió con menos incomodidades que el lunes –con pinchacitos en la tripa, eso sí- pero con algún ‘incidente’ en el trabajo que me hizo afrontar la jornada con mucha tristeza… Pero bueno, que todo acaba y el Trombocil entró en mi vida!

Ya por la tarde hablé con el Doctor y me comentó que el tema de pinchacitos, el pecho sensible, que también lo noto y otras cosillas podrían ser síntomas de embarazo en un caso normal, claro que sí, pero que en tratamientos de reproducción asistida pueden ser engañosos. La medicación hace mucho y sería una “temeridad y una imprudencia” por nuestra parte decirte algo diferente. Gracias, doctor Sosa.

Sigue leyendo