7

Sueños que se hacen realidad: Mi pequeño ya está aquí

Cuatro años de lucha, de tratamiento. 48 meses de días difíciles, de momentos duros y sentimientos encontrados. Todo ha merecido la pena pero no es hasta que lo sostienes en tus brazos que eres consciente de ello. Y te acuerdas de las noches sin dormir, de eventos festivos en los que llorabas por dentro… Fuera todo eso. Ahora me estreno en una etapa largamente soñada: SOY MAMÁ. Y me cuesta aún ser consciente de ello. Mi pequeño milagro llegó el 7 de febrero y justo ayer cumplió 10 semanas. El tiempo va pasando volando y yo pensaba sentarme a escribiros antes, cuando conseguí ese ansiado positivo, pero la verdad es que el relax y la tranquilidad llegó a mi y todo se relanzó.

Escribo esto solo para daros mucho ánimo a quienes estáis en la lucha. Se consigue, claro que sí, solo que algunas llegan a la meta antes que otras. Lo que sí tengo claro es que con perseverancia todas vivimos ese momento en el que conocemos a nuestro hijo. La verdad es que te preguntas: “¿Es esto real?” “¿Es mío?” Empiezas a vivir situaciones a las que antes asistías como triste espectadora: las visitas al hospital, los regalitos, las miradas emocionadas de abuelos, tíos y mejores amigos, esa sensación de paz y felicidad absoluta cuando pasáis juntos la primera anoche y no sabes bien si cogerlo, tocarlo, besarlo o dejarte llevar y no parar de llorar…

Lo dicho, a todas las que me leéis y seguís con tratamientos, no desistáis. Llega, de verdad que sí. Solo hay que luchar con todas las fuerzas que tengáis porque vuestro pequeño o pequeña o está esperando en algún lugar para que la abracéis y la acunéis. Un beso enorme a todos y a todas que me habéis seguido en estos años. GRACIAS. Sin este blog los primeros años habrían sido más difíciles y confusos. GRACIAS.

GuardarGuardar

Anuncios