10

Sueños que se hacen realidad: Mi pequeño ya está aquí

Cuatro años de lucha, de tratamiento. 48 meses de días difíciles, de momentos duros y sentimientos encontrados. Todo ha merecido la pena pero no es hasta que lo sostienes en tus brazos que eres consciente de ello. Y te acuerdas de las noches sin dormir, de eventos festivos en los que llorabas por dentro… Fuera todo eso. Ahora me estreno en una etapa largamente soñada: SOY MAMÁ. Y me cuesta aún ser consciente de ello. Mi pequeño milagro llegó el 7 de febrero y justo ayer cumplió 10 semanas. El tiempo va pasando volando y yo pensaba sentarme a escribiros antes, cuando conseguí ese ansiado positivo, pero la verdad es que el relax y la tranquilidad llegó a mi y todo se relanzó.

Escribo esto solo para daros mucho ánimo a quienes estáis en la lucha. Se consigue, claro que sí, solo que algunas llegan a la meta antes que otras. Lo que sí tengo claro es que con perseverancia todas vivimos ese momento en el que conocemos a nuestro hijo. La verdad es que te preguntas: “¿Es esto real?” “¿Es mío?” Empiezas a vivir situaciones a las que antes asistías como triste espectadora: las visitas al hospital, los regalitos, las miradas emocionadas de abuelos, tíos y mejores amigos, esa sensación de paz y felicidad absoluta cuando pasáis juntos la primera anoche y no sabes bien si cogerlo, tocarlo, besarlo o dejarte llevar y no parar de llorar…

Lo dicho, a todas las que me leéis y seguís con tratamientos, no desistáis. Llega, de verdad que sí. Solo hay que luchar con todas las fuerzas que tengáis porque vuestro pequeño o pequeña o está esperando en algún lugar para que la abracéis y la acunéis. Un beso enorme a todos y a todas que me habéis seguido en estos años. GRACIAS. Sin este blog los primeros años habrían sido más difíciles y confusos. GRACIAS.

GuardarGuardar

Anuncios
2

Mientras lloraba riendo… Desde aquí del otro lado

Difícil que no se me encoja el corazón y broten lágrimas desde lo más hondo de mi. Solo me sale quererte y aún no estás aquí.

Va para todas aquellas que habéis conseguido ya cumplir este sueño que tantas compartimos en estas páginas. Va también para las que seguimos esperando, las que luchamos, las que han tirado la toalla… Un abrazo enorme y lleno de energía positiva desde aquí, desde el otro lado.

40

Cita en IVI Sevilla, ¿merecerá la pena la ‘inversión’ en tiempo y dinero?

Gracias a todas las que habéis seguido pasando por esta sala de espera de los sueños. Vuelvo al ruedo mañana, con cita en IVI Sevilla.

En diciembre fuimos a preguntar a la clínica Gutermberg, en Málaga, y nos gustó bastante todo lo que nos contó el doctor. Nos hemos hecho alguna prueba más –cariotipos entre ellas– y el presupuesto es bastante similar al que nos presentaron en FIV Marbella.

El motivo de darle una ‘oportunidad’ a IVI es comprobar si son tan buenos como nos dicen. Hemos de decir que nos han llegado bastantes comentarios y experiencias positivas del centro de Sevilla y es por ello que nos hemos planteado acudir a este primer encuentro a ver qué tal se desarrolla todo…

La primera impresión he de decir que no ha sido positiva, la verdad, pues nos cobran esta primera visita: 90 euros. Dicen que si comenzáramos el tratamiento con ellos nos lo descontarían del montante final pero aún así no me ha parecido bien este tema. Se que realizan un trabajo, una primera consulta diagnóstica y todo eso, lo entiendo, pero teniendo en cuenta que la competencia realiza este primer cara a cara sin coste alguno, lo he percibido como una suerte de ‘demostración de fuerza’ de la marca.

presupuesto tratamiento IVI sevilla

Ojalá merezca la pena los casi 400 kilómetros de ida y vuelta que vamos a tener que hacer y a ver qué tal impresión nos llevamos… Haciendo cálculos, en IVI cuesta el tratamiento un mínimo de 1.500 euros más en relación a las otras clínicas en las que hemos consultado el tema.

¿Qué tal vais vosotras? ¿Alguien que haya acudido a IVI Sevilla o a algún IVI de España?

17

Empezar a llorar y no saber cómo parar…

Por qué yo. Por qué tú. Por qué nosotros. Romper a llorar y no poder detener las lágrimas…

Hoy tuvimos nuestra primera consulta de vuelta al tema. Fuimos a Gutemberg. Pese a tener prácticamente claro que probaríamos en el IVI de Málaga, al final hemos decidido pedir opinión a esta clínica pionera y referente en la provincia. Tenemos además buenas referencias…

Ha sido –y lo está siendo– un día muy difícil. No me valen los consuelos. Sé que hay problemas mayores. Sé que no es el fin del mundo. Pero también sé que igual no llega y me da tanto miedo volver a caer. Sé lo que se siente y conozco la desesperación que encuentras cuando estás en la oscuridad y no encuentras dónde está el interruptor para que vuelva la luz.

7

Cuando todo te recuerda a…

Hoy una persona muy especial y querida para mi ha tenido su primera y espero que única punción. Todo mi cariño y apoyo va para ella. No he podido evitar tener una maraña de recuerdos que me llevan al 8 de febrero de 2014, sábado. Fue mi punción. Hasta ahora primera y única… Si me acuerdo tan bien del día es porque la noche antes estábamos en un concierto de Manuel Carrasco.

Cuando pienso en aquellos momentos parece que siento las lágrimas caer por mis mejillas. Iba entrando a ‘quirófano’ –lo entrecomillo porque me sigue sonando ‘fuerte’– e iba pensando cómo y porqué estaba yo allí, el porqué iba a tener que pasar por todo eso para ser mamá, algo tan sencillo y natural para muchísimas mujeres… Pues chica, la vida es así, a mi me ha tocado esto. A otras batallas más duras… Un beso enorme para esa maravillosa mujer que se que será mamá y que hoy ha pasado por algo por lo que hemos pasado muchas. Siempre digo que no es tanto lo físico del tratamiento, sino sobre todo lo que supone a nivel psicológico. Ya veis. Aquí sigo yo, año y medio después, sintiendo lo mismo que aquella mañana de febrero en Marbella…

Como va a coincidir año nuevo, otros intentos por delante y disco de estreno de Carrasco, comparto con vosotros el primer single. En abril lo veo en directo en Barcelona. Que sigan las ilusiones, adelante con los planes, que nada nos detenga. Que esta lucha por ser madres, que el tratamiento de reproducción asistida en el que unas y otras estamos más o menos inmersas no haga que se paralice el resto de nuestra vida, de días como hoy y como mañana. Abrazo fuerte, amigas.

35

El Dr Pellicer, las clínicas IVI y mi lucha por ser mamá

Llevo muchos meses ‘desaparecida’ de estos lares… Y lo pongo entre comillas porque os he leído a todas y cada una de vosotras –también a algún chico que ha pasado por esta salita de espera. En este tiempo hemos pasado por todo tipo de fases que seguro conocéis bien: tras dejar el tratamiento, alivio absoluto, las ganas de recuperar lo que habíamos dejado a un lado durante esos casi dos años. Después, cuando tocaba presenciar algún nuevo anuncio de embarazo, aprender a tragar saliva, a buscar la mejor de las sonrisas y a felicitar de forma sincera a los futuros papás. También ha habido más de un nacimiento cercano: pasar por la maternidad de los hospitales para ver esas caritas que se estrenan en la vida, esas manos tan tiernas que se aferran a tu dedo y parecen decirte: ‘María, avanza, sigue luchando que tu angelito te está esperando’.

Sí, me llamo María. Elegí ese ‘Lucía’ por ponerme nombre, por que tuvierais a quien dirigiros, y por la preciosa canción de Serrat que tanto me ha emocionado siempre. En mi caso, siempre pensaba en ti, mi pequeñ@, la más bella historia de amor que tuve –este sueño– y que tendré –si hubieras llegado a existir…

La siguiente fase llega ahora. Más asimilado el problema, tranquilos y conscientes de que si se quiere se puede, queremos retomar esta búsqueda y ponerle así el ‘CONSEGUIDO’ a esta bitácora que nació con el objetivo de ser mi diario en esta lucha por ser mamá, por convertir a mi pareja en papá.

Algo hemos tenido claro desde el primer momento: Había que cambiar cosas. Lo primero, la clínica. Yo nunca he dudado de la profesionalidad de quienes nos han atendido pero es evidente que, tras cuatro intentos fallidos, tal vez no hayan sabido dar con la ‘tecla’, si es que existe. De ahí que hayamos estado intentando informarnos y buscar documentación sobre los centros de reproducción asistida que hay en nuestra zona geográfica, por el sur de Andalucía. Desde el principio nos han llegado muy buenas referencias de las clínicas IVI. Todas las conocéis y seguro que muchas de vosotras sois pacientes de algunas de ellas.

Yo, como buena periodista, he decidido ejercer mi profesión en este caso con un objetivo personal. Siendo conscientes de que no hay fórmula mágica en temas reproductivos, hay varios aspectos que nos han decidido a solicitar información sobre tratamientos de reproducción asistida a estos centros. El primero, saber que son pioneros. En 1990 el Dr Pellicer creó lo que hoy es referente tanto a nivel nacional como internacional en Medicina Reproductiva. Podéis acceder a la web de IVI, ivi.es, y comprobaréis los muchos logros de la compañía. Yo destacaría la fundación que lleva el mismo nombre, en la que investigan en temas reproductivos. Este estudio es la única manera de que cada vez sea más ‘accesible’ para mi, para ti, para nosotras, para vosotras, esta falsa utopía de la maternidad. Y la tacho de irreal porque para nada es algo inalcanzable. Es posible y todas conocemos compañeras de este nuestro blog que han conseguido que un pequeño rechoncho de apenas año y medio le llame ‘mamá’…

Buceando en Internet he encontrado numerosos videos, reportajes y entrevistas relacionados con el que es el Instituto Valenciano de Infertilidad, el IVI. Uno de los que me llamó especialmente la atención es el siguiente. En él el doctor Pellicer destaca que los humanos somos “una especie bastante ineficiente desde el punto reproductivo… ¿Cuántas veces nos hemos sentido bichos raros por ser las únicas –o al menos creerlo así– que estamos inmersas en este tipo de procedimientos? En innumerables ocasiones he escuchado en estos dos años casos de ‘embarazo a la primera’ o ‘por accidente’. Y una se pregunta, ¿y yo? ¿Nací con errores de fábrica? Pues no amigas, no. Escuchad a Antonio Pellicer…

Este vídeo pertenece al evento ‘Ser Creativos’ de 2012, en el que solo participan importantes profesionales y referentes de muy diversos sectores. El fundador de IVI, como os decía, es todo un referente y si hay algo que me hace confiar en que estos centros pueden ser, por qué no, el camino a la maternidad no es solo el conocer sus numerosos reconocimientos, premios, los artículos que ha publicado. Me llega el escucharle hablar de la satisfacción que supone “ayudar a las parejas que tienen dificultades para tener hijos”. Ciertamente es una situación privilegiada y siempre me ha parecido una profesión preciosa.

En Andalucía hay ya tres centros de medicina reproductiva de esta empresa: uno en Almería, otro en Sevilla y el IVI de Málaga. Este último, por situación geográfica, es el que más papeletas tiene, seguro, de ayudarnos a ser papás. Va camino de cumplir los dos años, situado en pleno centro de la capital…

Esta vuelta a la vida de SoyMamiBlog estoy segura que es el primer paso de esta nueva e ilusionante etapa que nos llevará a todas y cada una de nosotras –de vosotras– a hacer real el sueño más amado. Solo quiero escuchar a una pequeña personita echarme sus manos mientras da sus primeros pasos y balbucea algo como M A M A.

72

Yo me bajo aquí

Hace mucho que no me sentaba a escribir aquí. Este blog, que ha sido una especie de diario para mi, como una amiga silenciosa que aguantaba mis ilusiones, mis castillos en el aire; mis tristezas, mis lágrimas, mis golpes contra la realidad… Es justo y, para mi, necesario sentarme a contaros a vosotras, a las que estáis ahí conmigo desde el principio, a las que habéis alcanzado vuestro sueño y a las que no, contaros que yo me bajo aquí.

Tal vez no he sido tan fuerte como debiera, puede que no haya sabido gestionar bien el estrés, es probable que no merezca ser mamá sino soy valiente como para seguir en la lucha por conseguir ese deseado positivo.

Hoy hace un año aproximadamente –unos días atrás– que tuvimos nuestro primer negativo. Desde entonces, en este año, han sido otras dos transfer con el mismo triste resultado y muchas pruebas. Muchas noches yendo a la cama con los ojos bañados en lágrimas. Muchos días en los que sonaba el despertador y no quería salir de la cama. Y no, eso no es vida. No. Esa no soy yo. Necesito encontrarme allí donde me quedé y es por ello que, ahora en mi cuarta y –al menos por un buen tiempo– última betaespera me siento con ánimo para volver a escribir esto que leéis.

Después de mucho pensarlo. De decir, decidir, volver a cambiar, de decidir para luego desdecirnos a los pocas horas, mi pareja y yo sí hemos tomado una decisión clara. El miércoles próximo, el 29 de abril, esto terminará. Si es positivo, bienvenido sea, no hay lugar a dudas. Si sigo sin encontrar esas dos ramitas rosa que, para nosotras, parecen una leyenda urbana, pararemos ininterrumpidamente. No puede ser que hayamos invertido casi dos años de nuestra vida –hace justo dos años nos hicimos las pruebas de fertilidad en la que ya nos dijeron que necesitaríamos ir a FIV– en llegar a esto, en llegar a nada. No dudo que ser papás es algo maravilloso, que no habrá nada comparable, por supuesto. Pero no es menos cierto que tan importante como tomar la decisión de empezar en este mundo exige estar preparados es saber decir basta, ya, hasta aquí. Me planto.

Nosotros nos plantamos, al menos, por un tiempo indefinido. Sigue leyendo

97

¡Muditas nos quedamos!

Hola chicas, ¿qué tal??? Ay, ¡qué dejadito tengo esto! ¡Lo sé! Puedo decir que, por ahora, no es mala señal. Estoy muy entretenida, entre el trabajo, la casa, proyectos profesionales fuera de la oficina y, por supuesto, Lolo. No imagináis cómo he cambiado el chip desde que visité al psiqui y con la llegada de mi pitusín. Es el que me arranca más sonrisas a lo largo del día y tanto yo como mi chico somos otros desde que entró en casa. Da mucho trabajo, como buen cachorrito de perro de agua, muy inquieto, ¡y además nunca había limpiado tanto! Creo que Mónica la de ‘Friends’ se queda corta a mi lado jajajaja Pero bueno… ¡Todo merece la pena, la verdad! ¡Hasta días como hoy que me levanté a las seis y media de la mañana para poder sacarlo un ratito antes de ir a currar!

Hoy vuelvo a FIV Marbella. Van a hacerme la ecografía doppler para ver si ha mejorado un poco la situación ahí abajo. Yo espero que sí… Tenía que tomar una pastilla de pentoxifilina cada ocho horas aunque confieso que he tenido días y días, días en que se me olvidaba alguna, pese a la alarma, y días en los que la tomaba a deshoras… Todo fruto de lo mal que andaba de ánimos, la verdad. Pero bueno.

A ver qué tal anda la cosa. Espero que haya mejorado. Y, ¿sabéis lo mejor? Si realmente no ha llegado al punto bueno y tengo que seguir un mes o dos más así puedo decir totalmente convencida y con sonrisa incluida que ME DA IGUAL. Sí. He llegado a un punto ‘raro’, la verdad. Quiero ser mamá pero en estos momentos eso ha pasado a un segundo plano. Es decir, es una de mis prioridades, pero la principal ahora mismo es ser feliz con el aquí y el ahora, y eso es en diciembre de 2014 y, hasta el momento, sin embarazo a la vista, con mi chico, mi Lolito wapo y yo. Sigue leyendo

33

No encontraba el momento…

Cuánto tiempo desaparecida, en muchos sentidos, la verdad. Muy perdida. Sin ganas de sentarme a escribir sobre este tema. La verdad es que no recuerdo bien ni dónde me quedé ni he querido incluso recapitular el último post y espero que me perdonéis la ausencia en todos los sentidos, por no contestaros, por no mandados ánimos y decir que sigo en la luchaNo sé por dónde empezar. Así que bueno, supongo que mejor poquito a poco.

Primero contar que ya me han hecho las pruebas que me recomendó el Doc. Los resultados, a falta de algunos, dispares: no sé si llegué a contados sobre la eco doppler –creo que sí–. Esta salió regular, con los niveles no favorecedores para un embarazo, la verdad. Aunque me dijo el médico que eso no significaba que fuera lo que estaba dificultado la implantación, ya nos explicó que va a hacer todo lo posible para que en la próxima transfer esté todo en las mejores condiciones posibles. Obviamente eso tranquiliza, mucho. O debería… El resultado es tomar cada ocho horas una pastilla de pentoxifilina que me está provocando algunos días unos dolores de cabeza terribles –uno de sus principales efectos secundarios. No pasa nada. Lo acepto y cuando me duele mucho me tomo un ibuprofeno, como he tenido que hacer hoy.

Después me hice las analíticas –enfermedades autoinmunes, coagulación, trombofilias y todo eso. Ahí también ha salido alguna cosita nada buena. Se las envié al Doc por correo electrónico para ahorrarnos el viaje a Marbella, pues hasta diciembre no podemos retomar el tema de una tercera transfer por el tema de la vascularización… Me llamó, me dijo que había algún factor irregular pero que me tranquilizara. Todo tiene tratamiento y es solucionable. Vale. Lo acepto, pero supongo que me entenderéis si me caí un poco de ánimo. De dos pruebas, dos mal… Vamos, que había temas que realmente no estaban yendo bien. Sigue leyendo

137

Días difíciles: Nuevos embarazos… y el mío se aleja cada vez más

Llevo día buscando el momento de escribir aquí. La verdad es que este miércoles pasado tuvimos consulta en FIV Marbella y volvimos a casa algo cabizbajos… y con un bote de pastillas (pentoxifilina) en el bolso.

Desde mi segundo negativo estamos muy liados con pruebas: trombofilias, cualquier atisbo de enfermedades autoinmunes (unas y otras están ya hechas, en espera de tener resultados la próxima semana) y el 22 de octubre una histeroscopia diagnóstica, una biopsia endometrial y un estudio de anatomía patológica. El 1 de octubre tuvimos una ecografía doppler. Por el momento, solo hemos tenido resultado de esta última y no ha sido el esperado: hay algo que no funciona como sería deseable para hacer de mi útero un lugar acogedor para mis pequeños. Para su puesta a punto vamos a necesitar al menos dos meses tomando un tratamiento –primero cada 12 horas y después cada ocho horas- que debería ser suficiente. El Doc me ha alertado de sus efectos secundarios: dolores de cabeza fuertes (la verdad es que sí estoy teniendo alguna molestia) y malestar estomacal (de esto ni atisbo).

pruebas fiv reproduccion asistidaLa verdad es que, pese a los dos negativos en estas dos primeras FIV, en ningún momento nos planteamos que pudiera haber ‘algo más’ que nos impidiera ser papás. No digo que esto vaya a ser un obstáculo. El Gine nos tranquilizó y dijo que el tema de la vascularización –ahora os explico más o menos lo que es, o lo que yo entiendo que es- no es determinante, en su opinión, para que no se produzca un embarazo. Sin embargo, sí ha tenido pacientes en las que mejorando ese factor se ha conseguido el positivo esperado. Eso unido a otras ‘mejoras’, por así decirlo. La idea es que preparemos mi útero para que tenga las condiciones más óptimas, que nos acerquemos a la situación más ideal, para que se produzca la implantación.

De vuelta a casa me desahogué con mi chico. Bueno, los dos. Aunque es un contratiempo que tiene solución, eso no quita que ahora mismo todo nos afecte en exceso y que cada vez que hay que retrasar el tema nos suponga bajar en esta montaña rusa a una velocidad incontrolable. Ahora toca volver a subir y en ello estamos. Cada vez tengo más claro que igual voy a necesitar ayuda psicológica para afrontar mejor todo esto, pero al final me resisto a gritar ‘help’ y acabo por levantarme solita. Bueno, siempre cogiendo fuerte la mano de mi príncipe de ojos azules.  Sigue leyendo