17

Empezar a llorar y no saber cómo parar…

Por qué yo. Por qué tú. Por qué nosotros. Romper a llorar y no poder detener las lágrimas…

Hoy tuvimos nuestra primera consulta de vuelta al tema. Fuimos a Gutemberg. Pese a tener prácticamente claro que probaríamos en el IVI de Málaga, al final hemos decidido pedir opinión a esta clínica pionera y referente en la provincia. Tenemos además buenas referencias…

Ha sido –y lo está siendo– un día muy difícil. No me valen los consuelos. Sé que hay problemas mayores. Sé que no es el fin del mundo. Pero también sé que igual no llega y me da tanto miedo volver a caer. Sé lo que se siente y conozco la desesperación que encuentras cuando estás en la oscuridad y no encuentras dónde está el interruptor para que vuelva la luz.

Anuncios
30

Una betaespera muy diferente

Hola chicas. Ay, qué semanita llevo. No sé bien qué contar o qué decir, porque esta segunda betaespera está siendo muy rara, nada que ver con la anterior. Al final, la experiencia es un grado, nos guste o no, y de la ilusión y el pensamiento positivo que ganaba al ‘NO’ de la primera vez hemos pasado a un sentimiento de ni blanco ni negro, ni frío ni calor, ni sí ni no. Un ‘no lo sé’ y un ‘todo puede pasar’ descafeinados reinan mi cabeza.

La verdad es que el fin de semana pasado transcurrió muy tranquilito, como mandaban las indicaciones médicas. Dormí como nunca, la verdad, unas siestas de tres horas y unas noches de hasta diez horas en estado de coma, como yo digo, sin enterarme de nada. Comí muy bien, me mimaron mucho mi chico, mi mami y mi suegra (pasé mucho tiempo con ellas porque mi pareja trabajaba de noche) y todo fue sin incidentes.

Todo cambió el lunes, la verdad. Pasé el día con muchos pinchacitos en el vientre y estos pasaron a la parte baja de la espalda, por los riñones, y a las piernas. Durante el día fue a más. Salí del trabajo a las cinco y media y me fui para casa. No sabría describir la situación, supongo que al final los nervios también influyen mucho, aunque no me noto especialmente ansiosa. El caso es que las molestias fueron a más, especialmente en las piernas. Aunque tengo problemas de circulación, no me suelen doler con tanta intensidad. Fue tal que pasé una noche de perros, apenas pegué ojo y empecé a sacar mi lado ‘hipocondriaco’.

Estaba sola, mi niño tenía programado un mini viaje de trabajo de lunes a martes desde hace unos meses, así que eso iba haciendo que más se liara la bola. Pero vamos, el dolor era real, de eso estoy segura, y las molestias eran peores en la cama que en pie, por lo que probé a meterme en la ducha con agua fría, dar unas vueltas por la casa… apenas pequé ojo. Por supuesto, a él no le quise decir nada para no preocuparle de más, ¿qué iba a poder hacer?

El martes me levanté cansadísima por la mala noche… los dolores siguieron pero más leves. Lo que decidí fue ir al trabajo andando, para ver si lo que necesitaba era caminar un poco –tengo como 25 minutos hasta la oficina y siempre voy ‘a pata’. El día transcurrió con menos incomodidades que el lunes –con pinchacitos en la tripa, eso sí- pero con algún ‘incidente’ en el trabajo que me hizo afrontar la jornada con mucha tristeza… Pero bueno, que todo acaba y el Trombocil entró en mi vida!

Ya por la tarde hablé con el Doctor y me comentó que el tema de pinchacitos, el pecho sensible, que también lo noto y otras cosillas podrían ser síntomas de embarazo en un caso normal, claro que sí, pero que en tratamientos de reproducción asistida pueden ser engañosos. La medicación hace mucho y sería una “temeridad y una imprudencia” por nuestra parte decirte algo diferente. Gracias, doctor Sosa.

Sigue leyendo

14

¡A nadie le amarga un Kinder!

Aquí me tenéis: un martes por la noche, preparada para ver el capitulito de Velvet de ayer por Internet –¡¡¡me quedé dormida!!!– y poniendo la guinda a mi día con un Kinder chocolate. He intentado de verdad ponerme a punto para la Operación Bikini y para mi viajecito a Riviera Maya pero hace unas semanas me llegó a casa un paquetito: Unas cajitas de Kinder Chocolate e información de la nueva promo ‘Actívate con Kinder’. Yo, que soy súper golosa, me he estado resistiendo, la verdad, pero ya no aguantaba más y además quería dar las gracias a Eva, de la agencia The/Walkers por el detalle y por pensar en mí.

kinderchocolate

Del sabor de estas barritas podría deciros tanto, pero lo mejor es probarlas. ¡Se derriten en la boca! Me encantan y la verdad es que aunque parezca increíble no las había probado. Tanto mi chico como yo somos un poco ‘adictos’ a Kinder Bueno, pero al normal, al de toda la vida, no al white, ¿Eh? Recuerdo todavía de bajar los domingos por la tarde, en mi barrio de Ciudad Jardín (Málaga) al kiosco de Salvador a pedirme uno de estos. Le quitaba la parte de arriba y me comía el relleno, ¡qué rico! ¡Se me hace la boca agua de pensarlo y se me viene alguna lagrimilla de nostalgia a los ojos al recordarlo!

Bueno… ¡Que me conocéis y me voy por las ramas! ¡Vamos al aquí y el ahora! De nuevo gracias a Kinder por contar con mi blog para esta propuesta. La idea es bastante original y ahora que tenemos normalmente presupuestos ajustados en casa seguro que os resultará interesante. La iniciativa consiste en lo siguiente: por cada tableta Kinder Chocolate que compréis, se regala una actividad gratuita para un niño, a elegir entre idiomas, música, deporte y arte. Podemos ver todos los detalles de estas propuestas en la web de la promo, www.activateconkinderchocolate.es. Solo hay que elegir la provincia, la categoría, la actividad y concertar una cita antes de imprimir el bono, ¿qué os parece?  Sigue leyendo

2

Segundo control… y preparándome ya para extraer mis ovocitos!!!

Segundo control y, ¡sorpresa! Todo marcha bien, no sé si excesivamente bien, por que mañana vuelvo a tener control y según me ha dicho el doctor, la punción se hará este sábado o domingo. Mezcla de sensaciones. Como siempre, el vértigo apoderándose de mi, la verdad. Lo mejor, que siendo así no tendría que pedir ningún día libre en el trabajo, por ahora.

¡Qué nervios! No se si aguantarme las ganas y no bucear mucho por Internet para saber más sobre esta fase. Supongo que todo debe ir bien, no dejo de repetirme que no tendría por qué ir mal. Nos ha pillado de sorpresa, desde luego, ya que en principio nos comentaron que con probabilidad sería para el lunes o martes próximo, pero bueno. Ahora mismo solo quiero que esto se pase pronto y rápido ya que no puedo negar que a lo largo del día soy como una montaña rusa. De repente bien, de repente mal, luego regular… Un bucle.

Hoy hemos estado hablando con el doctor sobre el tema ‘ESTADÍSTICAS‘. Aunque se que eso es mejor ni mirarlo -mientras haya probabilidades de que vaya mal nos puede tocar la china, ¿no?-, nos ha comentado que, por mi edad -32 años, 33 en marzo- la tasa de éxito ronda el 50%. Es decir, cara o cruz, no va a haber mucho más, así que mejor no darle vueltas. Ya hemos iniciado el viaje y por ahora, la verdad, es que siento que no es duro ni difícil a nivel emocional… aunque también soy consciente de que ‘lo peor’ (o ‘lo mejor’, según se mire), está por llegar.

Bueno, a ver mañana qué me dice el doctor Coppola de mis folículos y me da ya día y hora para la punción-transpiración de esos ovocitos. ¿Será alguno de ellos mi bebé??? ¡Nervios absolutos!

6

Efectos secundarios

Día 4º de mi primer tratamiento de FIV. Por lo pronto, sigo muy animada y feliz. Hoy comentaba con mi pareja que necesitábamos ya este cambio. Después de prácticamente dos años de búsqueda ‘natural’ de un embarazo, ambos sentimos que estamos dando un paso más en nuestra lucha por alcanzar el sueño de ser papás.

puregon FIVPor lo pronto, he notado físicamente cuatro cambios en mi cuerpo desde el pasado miércoles. No se si serán coincidencia o ‘efectos secundarios’ del Puregon, la verdad, pero aquí os los cuento. El primero de ellos, mis visitas al baño. La verdad es que siempre he tenido ‘problemillas’ y he tenido que recurrir con frecuencia a infusiones y laxantes. Desde que comencé el tratamiento me decidí a dejarlos por completo. No quiero que nada de lo que esté en mi mano pueda influir de forma negativa en el proceso de fecundación in vitro. Pues resulta que desde ese mismo día visito el baño sin problemas, día tras día.

El otro aspecto que he notado que ha cambiado es mi vientre. La verdad es que soy una mujer de complexión normal, suelo hacer deporte y me gusta estar en forma. Por mi constitución, nunca he tenido tripa, ni cuando he estado más llenita. Sin embargo, en estos días sí me noto el vientre algo hinchado. Puede que sea por retención de líquidos, puede que por esos ‘efectos secundarios’ de la medicación…

En tercer lugar, ayer especialmente sentí algunas molestias en el estómago. No le hice mucho caso pero sí fueron ‘contundentes’ como para notar esas molestias. Por último, dolores de cabeza con relativa frecuencia. Y digo esto porque yo no suelo tener jaqueca y en estos últimos días sí me ha estado martilleando un poco la cabeza.

Llevaba días pensando en echar un ojo al prospecto del Puregon Sigue leyendo

3

¿Comenzamos?

A pesar de estar más que acostumbrada a escribir, no se bien cómo arrancar con este nuevo blog. No sé, tal vez sea tan sencillo como estrenarlo explicando el por qué del nombre, del subtítulo. Soymamiblog.wordpress.com es un proyecto de diario muy personal que decidí poner en marcha ayer mismo. Digamos que me llamo Lucía, tengo 33 años, y hace aproximadamente uno mi pareja y yo decidimos empezar a ‘buscar niños’. Sí. Nos animamos a dejar de utilizar precauciones y de manera despreocupada tener relaciones con la idea de, más antes que después, ser padres, papá y mamá.

Probablemente si alguien me lee se sentirá identificado con todo esto que os quiero ir contando. Una se pasa la vida utilizando todo tipo de precauciones para no quedarse embarazada y cuando realmente lo deseas, no llega, y la espera parece ser interminable. Es en esta espera en la que me encuentro hoy, 11 de septiembre de 2013, y es fruto de ella que nace -nunca mejor dicho- este blog.

¿Por qué soymami? Porque aunque aún no lo soy, estoy deseando serlo. Porque espero en un tiempo no muy lejano poder contar aquí, con la misma sinceridad que ahora, con mucha alegría, que en unos meses tendré entre mis brazos a nuestro hijo.

Como os contaba, fue ayer cuando me plantée hacer una bitácora en la que ir plasmando tanto mis emociones como los pasos que vamos siguiendo, tanto por si hay alguien que pueda encontrar aquí ayuda, apoyo, orientación o simplemente se siente identificad@ de una u otra forma. Y claro, de ahí el subtítulo, cómo conseguir el sueño de ser madre. Os seguiré contando…