3

Bienvenida al mundo, pequeña

Cuántos te quiero por pronunciar por esa boquita, cuántas cosas que coger y cuántos abrazos que dar con esas tiernas manos y esos bracitos, cuántos sabores que descubrir, cuántos pasitos por dar… Bienvenida al mundo, pequeña.

image

Anoche nació otra primita, una preciosa niña rubia de ojitos rasgados que ya apunta tener lo mejor de su papá y de su mamá.

Esta peque es la sexta bebé que nace en mi entorno más cercano en los últimos 18 meses. Qué podría decir. Pese a que siempre ronda nuestra cabeza el “cuándo nos tocará a nosotros”, la sensación es de absoluta alegría.

Esta misma mañana hablaba con mi madre que el próximo otoño vamos a tener a un montón de niños correteando a nuestro alrededor en las comidas familiares, y creo que no hay nada más bonito que eso. ¡La vida que se abre paso y lo llena todo con su alegría!

En los próximos meses además volveremos a ser titos y a tener otro primito nuevo.

Mi post de hoy va dedicado a todos los niños que están y a los muchos que sé quedan por llegar. Lo dicho… Pura vida!!!

4

Antes que mamá, tu pareja

Tal vez os extrañe este título de post, pero no se si tanto como me chocó la reacción de mi suegra al conocer que, pese a tener un posible obstáculo para que fuéramos papás, mi idea era seguir elr esto de mi vida con su hijo. Ante todo, TE QUIERO. Ante todo, LE QUIERO, le dije. Y a ella se le nublaron los ojos con unas lágrimas que parecían querer brotar… Y es que el hecho de no poder tener hijos –aunque no es exactamente nuestro caso- parece llevar a algunas personas a decidir terminar su relación, con el objetivo de satisfacer su instinto paternal/maternal con otra persona.

No juzgo a nadie. De hecho, que imagino que hay hombres y mujeres para los que lo primordial es ser padres, que solo así consideran que podrán sentirse plenos. No es este mi caso. Mi sueño es tener un bebé, de eso no tengo duda, pero para mí lo más importante es que he encontrado a eso que dan en llamar MEDIA NARANJA. Tengo a un hombre bueno a mi lado, una gran persona, encantador, me cuida, me mima, es guapo por dentro y, lo que es más importante, por fuera. No es cualquier cosa, como ya sabréis la mayoría, y entiendo que si no pudiéramos tener hijos nuestra vida sería otra, diferente, pero en ningún momento vacía o falta de sentido.

A él va dedicado este post, pese a que no sé si algún día lo leerá. Llevo mi blog en secreto, la verdad, porque no quiero que se sienta presionado, ni piense que me he obsesionado con el tema. Si tenemos la gran suerte de poder acunar a nuestro peque algún día, entonces le dará a leer este y otros post que seguro escribiré dedicados a él.

Mañana es su cumpleaños y esta noche le espera una fiesta sorpresa en casa, con todos sus amigos -¡32 invitados!-. Para mi es mucho más que una celebración de cumple, solo quiero transmitirle que estamos juntos, ahora más que nunca, en esta apasionante aventura que no es otra cosa que… ¡LA VIDA!

Os dejo esta canción con la que digo TODO lo que siento por él. Por que tú eres tú y yo soy yo, ¡y eso es maravilloso! Por que desde que te vi no he parado de soñar contigo…