142

Pruebas, pruebas y más pruebas

Tarde de domingo, cielo encapotado, mi ordenador y yo cara a cara para poner algo de orden a esta última semana en que he estado ‘ausente’… La verdad es que antes debo daros las gracias –se que no es la primera vez que empiezo así, ¡por algo será!– por los muchos comentarios y consejitos que me habéis dejado en relación a las pruebas que quería proponerle al Doctor que me hicieran. Todos me han sido de gran utilidad. Al fin y al cabo sigo siendo ‘novata’ en muchos aspectos de la reproducción asistida. La experiencia es un grado, vosotras la tenéis y os lo agradezco.

pruebas negativos de repeticion

Domingo entre peticiones de pruebas y analíticas. Ordenando un poco mi cabeza y cogiendo aire para la semana que viene…

El viernes 12 de septiembre tuvimos cita en la clínica. Era el regreso tras el segundo negativo –betaespera el lunes 8, difícil olvidarla–. Nos recibieron con mucho cariño, algo que siempre se agradece. Una vez ya con Daniel Sosa, nuestro Gine, un abrazo cálido y a poner las cartas sobre la mesa. Primero, nada de hacer ya la segunda transfer. Hay que contemplar la posibilidad de que haya algún factor desconocido por ahí que esté dificultando el quedarme embarazada con fecundación in vitro. Sosa lo tenía claro y nosotros también, así que eso me tranquilizó. Durante la cita nos habló de mil nombres, casos, posibles obstáculos… pero todos (entiendo que CASI todos) con solución.

Esto, por un lado, me puso en alerta y algo nerviosa: pensar todos los factores que pueden estar afectando a la implantación de los embriones me estresó. Uno llega a la reproducción asistida pensando que todo eso no existe, nombres que en la vida ha escuchado, pero ahí están… Por otro, me consoló el saber que si salen algunas cositas, por así decirlo, suelen tener tratamiento. El único ‘contra’ es que alargarán esto más, ya que igual hay que estar unos meses con pastillas o pinchazos, pero bueno. Mientras tenga arreglo, no pasa nada. Eso me decía yo.

Por si puede interesados a las que estéis más o menos en mi mismo lugar, me han mandado muchas analíticas. Os digo que, ya puesta, cuantas más cosas me miren, mejor, aunque esto retarde el tema… 
Sigue leyendo

52

Trombofilia, Coagulación… ¿Rizando el rizo???

Hoy me vino la regla y empecé con los parches, preparándonos ya para la tercera transferencia embrionaria.

La verdad es que en estos días que han pasado desde el negativo mi chico y yo hemos empezado a darle vueltas al coco, a pensar cómo, por qué, posibles motivos… Somos conscientes de que dos negativos entra dentro de la ‘normalidad’ de la reproducción asistida. Sin embargo, no quiero que se den tres o cuatro negativos para que empiecen a mandarnos otras pruebas, como he leído a muchas otras mujeres en otros blogs y foros. Es por eso que mañana vamos a comentarle al doctor sobre la pertinencia de hacernos ya pruebas que son relativamente ‘frecuentes’ cuando se empieza a pensar en posibles problemas añadidos. Pues eso, ¡rizando el rizo!

Me gustaría pediros vuestra opinión al respecto, si os habéis hecho la de trombofilia y coagulación, que tengo entendido que son las más normales, en qué consistían, qué tal han salido… Ah, y si me recomendáis otros análisis o estudios que puedan ayudarnos a prevenir posibles males mayores. No me importa afrontar otro negativo, pero no quiero que tengamos que llegar a eso para darnos cuenta de que había otra cosa que fallaba.

La verdad es que cuando llevas dos negativos -repito, aunque entre dentro de esa ‘normalidad’- en dos transferencias con embriones de calidad -en la primera fueron dos-, se supone que estás sana como una manzana, con 33 años, en forma, con buena alimentación y que ha seguido las pautas indicadas de reposo relativo y vida tranquila durante la betaespera, con tu medicación y todo eso, es difícil no plantearse si hay algo más.

Espero que me entendáis a lo que  me refiero, ¡y todas las aportaciones serán muuuuy bien recibidas para plantearle mis dudas al Doc!

79

Negativo

La margarita dijo NO.
A falta de hacerme la beta en sangre en un ratito, la prueba que nos hemos hecho en casa hace media horita no deja lugar a dudas. ¡Ni rastro de la segunda línea rosita!!! Negativo.

image

Segundo negativo tras segunda FIV. "Sigue buscando...".

Gracias de corazón por estar ahí. Hoy será un día regulero pero mañana seguro que tengo mejor despertar.

30

Una betaespera muy diferente

Hola chicas. Ay, qué semanita llevo. No sé bien qué contar o qué decir, porque esta segunda betaespera está siendo muy rara, nada que ver con la anterior. Al final, la experiencia es un grado, nos guste o no, y de la ilusión y el pensamiento positivo que ganaba al ‘NO’ de la primera vez hemos pasado a un sentimiento de ni blanco ni negro, ni frío ni calor, ni sí ni no. Un ‘no lo sé’ y un ‘todo puede pasar’ descafeinados reinan mi cabeza.

La verdad es que el fin de semana pasado transcurrió muy tranquilito, como mandaban las indicaciones médicas. Dormí como nunca, la verdad, unas siestas de tres horas y unas noches de hasta diez horas en estado de coma, como yo digo, sin enterarme de nada. Comí muy bien, me mimaron mucho mi chico, mi mami y mi suegra (pasé mucho tiempo con ellas porque mi pareja trabajaba de noche) y todo fue sin incidentes.

Todo cambió el lunes, la verdad. Pasé el día con muchos pinchacitos en el vientre y estos pasaron a la parte baja de la espalda, por los riñones, y a las piernas. Durante el día fue a más. Salí del trabajo a las cinco y media y me fui para casa. No sabría describir la situación, supongo que al final los nervios también influyen mucho, aunque no me noto especialmente ansiosa. El caso es que las molestias fueron a más, especialmente en las piernas. Aunque tengo problemas de circulación, no me suelen doler con tanta intensidad. Fue tal que pasé una noche de perros, apenas pegué ojo y empecé a sacar mi lado ‘hipocondriaco’.

Estaba sola, mi niño tenía programado un mini viaje de trabajo de lunes a martes desde hace unos meses, así que eso iba haciendo que más se liara la bola. Pero vamos, el dolor era real, de eso estoy segura, y las molestias eran peores en la cama que en pie, por lo que probé a meterme en la ducha con agua fría, dar unas vueltas por la casa… apenas pequé ojo. Por supuesto, a él no le quise decir nada para no preocuparle de más, ¿qué iba a poder hacer?

El martes me levanté cansadísima por la mala noche… los dolores siguieron pero más leves. Lo que decidí fue ir al trabajo andando, para ver si lo que necesitaba era caminar un poco –tengo como 25 minutos hasta la oficina y siempre voy ‘a pata’. El día transcurrió con menos incomodidades que el lunes –con pinchacitos en la tripa, eso sí- pero con algún ‘incidente’ en el trabajo que me hizo afrontar la jornada con mucha tristeza… Pero bueno, que todo acaba y el Trombocil entró en mi vida!

Ya por la tarde hablé con el Doctor y me comentó que el tema de pinchacitos, el pecho sensible, que también lo noto y otras cosillas podrían ser síntomas de embarazo en un caso normal, claro que sí, pero que en tratamientos de reproducción asistida pueden ser engañosos. La medicación hace mucho y sería una “temeridad y una imprudencia” por nuestra parte decirte algo diferente. Gracias, doctor Sosa.

Sigue leyendo

31

Mi cesta de la compra durante la betaespera

Ayer una ‘compi’ del perfil que tengo en Instagram –@mamibloguera– me preguntó si me habían dicho en la clínica algo en relación a la alimentación para la betaespera. Aunque dudo que el hecho de que en estos días cambiara mis pautas de alimentación -suelo llevar una dieta sana, la verdad, normalita-, me hizo pensar que no está de más tomar productos que igual pueden favorecer que esté mejor por dentro y que mi huevito se agarre bien. 

alimentacion betaespera@en_busca_de_nuestro_positivo me recomendaba tomar Aquarius. Me acordé del litro y medio de esta bebida que me recomendó la Gine tras mi primera punción. Me pase el fin de semana entero tomándola… Así que en mi cesta de la compra para esta betaespera la he incluido. Me decía esta ‘instamiga’ que a ella le dijeron que tomara un vaso diario porque ayuda a hidratar el útero, así que en ello estoy. 

Otra ‘instamiga’, @proyecto_bebe también me ha hablado de los frutos secos y del zumo de naranja. De estos también había leído, así que me he desayunado hoy un vaso de zumo con unas galletas de fibra y unos frutos secos, ¡riquísimo! 

La verdad es que no he encontrado gran cosa buceando en Internet. Lo típico: alimentación equilibrada, fruta, verduras, evitar bebidas gaseosas o estimulantes (voy a apartar estos días el café y la coca cola de mi dieta)… Sí he encontrado en foros algunas indicaciones que, bueno, no son la panacea pero igual pueden servirnos. Yo algunas de estas cositas voy a comprarlas esta tarde:  Sigue leyendo

47

Un paso más hacia el objetivo: El viernes, transfer

Toma de contacto con el problema, acudir a una clínica de fertilidad (¿o es de infertilidad?), ser conscientes de que algo hay que hacer. Ponernos en marcha. Medicación, punción, espera por hiperestimulación, transfer, negativo. Tiempo de descanso. Retomar la acción: visita al Doc, vuelta a la medicación y ya fecha de transfer. El día 11 de septiembre este blog cumplirá un año. El día 8 de ese mismo mes sabré si hemos obtenido un positivo o negativo en esta segunda transferencia de embriones.

agenda mr wonderful

La verdad es que estoy ansiosa. Tengo ganas de que llegue ya el viernes –este viernes es mi transfer!- y de estar en betaespera, de que igual que llegue pase rápido. De saber el resultado. De si conseguimos el objetivo, reír, llorar y disfrutar cada segundo de ese mágico momento en el que nos den el positivo. Si fuera que no, simplemente ser conscientes de que esto es un paso más hacia el objetivo. Y punto. No debemos verlo de otro modo, ni como un fracaso, ni como un bache, ni como un escalón. Es otro paso más, hacia delante.

Gracias a todas por estar ahí. Siempre lo diré, para mi este blog ha sido y está siendo de gran ayuda. Conoceros y sentir que todas vamos en el mismo barco, remando en la misma dirección. Que si vosotras podéis, yo también. Que si yo puedo, vosotras también.

El viernes 29 de agosto, a las 13 horas, mi posible futuro pequeño entrará en mí y ojala sea para quedarse. La prueba de embarazo, el 8 de septiembre.

agenda mr wonderful

Corto y cambio.

103

Vaso medio lleno, medio vacío…

Hace justo una semana estábamos mi chico y yo nerviosos, extraños… pero ilusionados, al fin y al cabo. Al otro día nos dirían si nuestra vida, POR FIN, cambiaba definitivamente, si en nueve meses tendríamos dos preciosos bebés en casa. El resultado ya lo sabéis, NEGATIVO. Me resulta difícil explicar la sensación al oír las palabras del Doc, su cara, la situación, el día que llevábamos de espera… “Lo siento, no ha habido embarazo“.

El mundo se me vino encima. Pese a que yo llevo toda la betaespera diciendo que estaba preparada para ambas situación -un SÍ o un NO-, me di cuenta que para nada, que en el fondo nos agarramos a la esperanza y esperamos que sí, que seamos de esas afortunadas mujeres que en su primera FIV se quedan en estado.

Ya os digo. Me cuesta recordar ese día. A mi y a mi novio. Nada más llegar a la clínica y sacarme sangre ya nos dijeron que tenían el aparato de diagnóstico estropeado, que habría que enviar la muestra fuera y tardaríamos algo más. “Esperad aquí y ahora mismo os digo”. Los dos con carita de circunstancias. “Lo siento… Hasta las cuatro no tendremos aquí los resultados“. Este cambio de planes fue como un gran jarro de agua fría. Para empezar, tuve que inventarme algo nuevamente en el trabajo. Claro. No es lo mismo llegar sobre la una del mediodía, que a las cinco y media, como llegué. Mi nariz de Pinocho empieza a pronunciarse!!! 

Para continuar, el día por la Costa del Sol parecía no querer hacer honor a su nombre. Fue un lunes bastante frío, nublado y con aire. Teníamos seis horas y media por delante y la verdad es que empezamos a sentirnos mal, nerviosos y la negatividad hizo acto de presencia. Me recordó a las jornadas de reflexión antes de unas elecciones, lo que pasa es que aquí nosotros no teníamos más que decir. Todo estaba hecho. Pero durante ese tiempo de espera nos dio tiempo, cada uno por su lado, a pensar el por qué no, nos olvidamos del por qué sí, con lo cual llegamos ya a la clínica algo ‘afectados’ y yo ya con ganas de llorar incontroladamente.

Pese a que intentamos entretenernos, nada nos hacía mantener la atención lejos de esa muestra de sangre. Intentamos ir de compras, pero es que realmente no nos apetecía. Así que finalmente fuimos a Fuengirola, donde estaba mi suegra, nos tendimos cada uno en el sofá y echamos un sueño breve. Después, paella. Y ya por fin, para el centro de reproducción asistida.

Lo demás ya lo sabéis. 

Una vez dado ese negativo y mis lágrimas hacer acto de presencia -el Doc fue súper comprensivo y nunca estaremos lo suficientemente agradecidos por el buen trato que nos dan… perdonad si soy tan repetitiva, pero lo valoramos mucho-, nos preguntó: ¿Queréis ver el vaso medio lleno… o medio vacío? Yo respondí sin dudarlo: “MEDIO LLENO“. Necesitaba verlo así. Pese a lo frustrante y triste de la situación, nuestro Gine nos dijo el porqué no debíamos desanimarnos, todo lo bueno que se había descubierto en esta primera FIV y que nos quedaban cuatro blastocistos esperando estar en mi vientre (dos intentos que solo supondrían la transferencia y su preparación).

resultados primera FIV

Yo ya he empezado otra cuenta atrás. El día 20 de este ciclo -la Regla no se hizo esperar y el Jueves ya me vino- volvemos a la clínica para ver qué tal me encuentro por dentro, por fuera… y planificar cuándo volveríamos a intentarlo.

 

GRACIAS A TODAS POR VUESTROS MENSAJES, TANTO DURANTE LA ESPERA COMO DESPUÉS. GRACIAS. De verdad no imagináis la fuerza que me da que andemos por aquí, entenderos y que me entendáis y poder desahogarme. GRACIAS.

 

22

Seis horas y cuarto

Aquí nos encontramos. Desayunando en una cafetería de Marbella esperando los resultados. Acaban de hacerme la extracción de sangre pero -oh, maldita casualidas- se ha estropeado la máquina de diagnóstico y no nos dan los resultados hasta… ¡Las cuatro de la tarde! Van a enviar la muestra a un laboratorio de Fuengirola y nuestra betaespera parece que se va a alargar un poquito más. Horas que nos parecen ya días!!!

La verdad es que la situación es un poco desesperante. He tenido que inventarme una historieta en el trabajo y tenemos seis horas y cuarto por delante. Hay que llenarlas pero esto ya se hace un poquito difícil.

GRACIAS A TOD@S POR MANDARME TANTA ENERGÍA POSITIVA.
UN ABRAZO

Corto y… cambio.

Imagen
7

Mi mamá me mima

Mi mamá me mima

Domingo por la mañana y me quedo sola en casa. La verdad es que llevo todo el fin de semana del sofá a la cama y de la cama al sofá -¡sin pasar por Ikea! Mi madre se ha venido con nosotros estos días. Aunque ya le había dicho reiteradamente que no era necesario, que mi príncipe de ojos azules me cuidaría muuuy bien, entiendo que ella quiere estar. Aunque no soy madre aún, sí me ha demostrado siempre que está para todo, para lo bueno, para lo malo… y ella no se quería perder el volver a cuidarme como cuando era pequeña y estaba en cama.

Realmente me ha venido genial. Es en estos momentos cuando más echo de menos el tenerla cerca. Y es que desde hace casi diez años ya no vivimos en la misma ciudad. Primero viví en Madrid y ya después, desde hace casi tres años, por tierras gaditanas. Estamos cerquita, la verdad, pero para vernos hay que echar una horita y pico en coche.
No sé si os pasa, pero yo con los años más siento la necesidad de tenerla cerca, de abrazarla, de cuidarla, de devolverle todo lo que ella nos ha dado, a mí y a mi hermano.

Aunque soy una persona a la que le cuesta mucho expresar sus sentimientos de amor a los que más quiere -¡es así!!!-, estoy haciendo un esfuerzo por hacerle llegar todo lo que la quiero, la verdad. Como os digo, sobre todo cuando me siento mal, frágil o decaída, es cuando más necesito hablarle y verla. Tenemos además un carácter muy parecido, así que solemos chocar mucho… pero igualmente cuanto más mayor me hago más parecidos me veo a ella, en todo lo bueno, y en algunas cosillas que debería mejorar. ¡Nadie es perfecto! Sigue leyendo

30

Cuenta atrás para ser mamá

Hola chic@s. Ayer, si todo va bien, pudo ser mi último control para ser mamá. Así he querido titular el post, para empezar desde YA a dejar que solo pensamientos positivos ocupen un huequito en mi cerebro. La fecha de la transferencia embrionaria será el 3 de abril, jueves, a las 10 de la mañana.

Como más o menos esperaba, ayer todo iba bien, en orden. El Doc nos explicó esta vez mucho más pormenorizadamente por qué mi endometrio parece estar ya preparado: el grosor recomendado, la presencia de vasos sanguíneos (que indica buena circulación de la sangre) y otros detalles que espero explicaros más tranquila en otro post. Ahora acabo de llegar al trabajo pero necesitaba desahogarme. Y es que da mucho vértigo pensar en todo esto, en lo que dejamos atrás y en lo que tenemos por delante, la verdad.

También tengo ya fecha para la prueba de embarazo. Sí, ¡increíble! Será el lunes 14 de abril, Lunes Santo, Semana Santa… Entre las nueve y las diez debo estar en la clínica en Marbella. Prueba en sangre y a las horas, dos o tres, nos dirán el resultado. Sea el que sea, he de decir nuevamente lo agradecidísima que estoy a todo el personal del centro de reproducción asistida al que vamos. Hemos acertado seguro, pase lo que pase, porque hasta el momento el trato está siendo inmejorable.

Hoy puede ser un gran día para una de nosotras, Lluvia. Deseando que tu transferencia vaya genial y que prontito nos cuentes que estás feliz esperando resultados. Por cierto, las que ya hayáis pasado por la transferencia me encantaría que nos contarais algo de vuestra experiencia. A mi al final me van a sedar porque suelo marearme con las exploraciones profundas y ayer decidimos que era lo mejor. Me pierdo la emoción de ver cómo colocan mis huevitos en su apartamento pero también se que me ahorro muchísimo estrés que me produce todo ese tema. La gracia del día fue que esa sedación no estaba incluida en el tratamiento -sí la de la punción ovocitaria– y supone 300 euros más de gasto. Hoy vamos a hablar con la clínica porque creemos que el seguro sí nos cubre el tema del anestesista en hospital privado. Lo haremos en la Clínica Ochoa, en Marbella.

Bueno soles, pese a que por aquí se levanta nublado y lloviendo, vamos a seguir buscando ese sol optimista que ayer nos llenaba de energía.

¡Un abrazo a todas!