70

Mi blog, nuestra experiencia, un secreto

Buenas tardes, amigas. Pasan las horas y no sabemos nada de Lluvia. Estos silencios son muy difíciles de interpretar, la verdad. Ojala sea porque ha tenido un POSITIVO enorme y no ha podido conectarse para contarnos… ¡Por ese OJALÁ!

blogLo que os quería contar en este post también habla de un secreto, nuestro secreto, tanto mío como vuestro, y no es otro que el blog. Ya en alguna ocasión os he contado que mi chico no sabe nada de este rinconcito y de ahí que os haya escrito siempre con pseudónimo, la verdad. Sin embargo, cada cierto tiempo me planteo si contárselo o no. Él siempre ha querido llevar todo este tema en la más absoluta intimidad y en secreto. De hecho, si no fuera por mi insistencia no habríamos dicho nada a sus hermanas y a mi hermano.

Por las noches, en ocasiones me ve escribir en el portátil, absorta tecleando y sin prestar atención a lo que sucede a mi alrededor, a él básicamente. Es entonces cuando llama mi atención y me pregunta, “nena, ¿qué haces?” y mi respuesta siempre es la misma, “nada, gordi, trabajando un poco”. Como me dedico a Internet, las redes sociales y la blogosfera, no le extraña nada esta contestación, la verdad, pero yo siempre me quedo un ratito dudando si compartir con él nuestro secreto o no…

Hoy estoy planteándome ya seriamente el contárselo porque me ha llegado un regalito: una caja de Mamybox. No imagináis la ilusión que me ha hecho. Esta es una de esas cajitas de muestras y productos, tipo a la de mi suscripción de belleza y cuidado personal, mi Birchbox (por cierto, cada vez más contenta con ella, y eso que al principio no me terminaba de convencer). Como su nombre indica, está dedicada a las mamás, los bebés y la dulce espera. Al verla se me ha venido alguna lagrimilla a los ojos, pensando si podré utilizar algún día las cosas bonitas que seguro vienen dentro.

Es por esto que estoy considerando muy mucho que decimos por aquí el decirle mi niño de ojos azules. “Ey, que resulta que la friki de tu chica ha hecho un blog para desahogarse y contar la experiencia de esta búsqueda de nuestro bebé”. No sé. Estoy en un mar de dudas, de verdad… Aunque sinceramente hoy y ahora –jueves 8 de mayo a las casi cuatro de la tarde- la balanza se inclina más hacia el Sí que hacia el NO.

¡Luego os cuento!  Sigue leyendo

9

BirchBox and me!

Ayer recibí mi primera cajita BirchBox. No se si la conocéis. Yo había leído algo de ella pero fue mi compi de trabajo la que me animó a probar.

La verdad es que estuve tentada de suscribirme a Nonabox, que seguro sí conoceréis, pero fui fuerte. Mantuve la cabeza fría y pensé en mi situación actual… Si todo va bien ya tendré tiempo de suscribirme a Nonabox, ¿no???

BirchBox es una de estas empresas que envían, por suscripción, una cajita con productos de estética y belleza. Mensualmente recibes en casa un paquete muy bien presentado con una selección de artículos que más o menos se ajustan a tus gustos y preferencias (hacen una encuesta personal a cada suscriptora para conocerla mejor).

Obviamente, esto tiene un coste: 13 euros (10 de la caja en sí, de productos, y 2 de gastos de envío). Te puedes dar de baja cuando quieras sin problemas, que es lo que a mi me ha hecho decidirme a probar.

image

Esta primera BirchBox he de decir que me ha decepcionado un poco. Había visto las anteriores y me habían encantado. Sin embargo, esta de febrero no me ha convencido y así lo expresaré a la firma a través de las encuestas de satisfacción que hay en su web, www.birchbox.es. Os cuento lo que me traía: Sigue leyendo