77

¿Hasta dónde seríamos capaces de llegar para ser padres?

Llevo unos días dándole vueltas a una cuestión, algo que en su momento nos planteamos mi chico y yo pero a la que realmente no dimos –más bien no pudimos dar…- respuesta. Y digo que me ha vuelto a rondar la cabeza por lo que comentaba nuestra amiga Ángeles el otro día en relación a la entrevista a Giuliana Baccino: “la frase ‘también es posible una vida feliz sin hijos’ la suele decir mucho la gente que ya los tiene, y para mí, si es posible una vida, pero incompleta. Cada persona tiene sus prioridades”.

embarazo fivLa verdad es que eso me ha hecho reflexionar bastante, y es que en el lado opuesto está, al menos en apariencia, otra de nuestras ‘proyectos de mami’, Carolina. Ella está esperando para su segunda transfer y decía que es su “última oportunidad”. Han “decidido no iniciar otro ciclo”. Si a esto sumo lo que decía la psicóloga de la Sociedad Española de Fertilidad –“también existe la posibilidad de vivir sin hijos”- o lo que decía la doctora a Lluvia (¡creo que era Lluvia!), sobre que nuestra felicidad no debería depender de ser padres o no, que los hijos no vienen a esta vida para hacernos más felices, sino para hacer su vida, mi resultado es la pregunta del título del post: ¿HASTA DÓNDE SERÍAMOS CAPACES DE LLEGAR?

Nosotros nos planteamos esa pregunta en una de las ‘crisis’ que tuvimos para asimilar estos problemas de fertilidad para ponerles solución. Recuerdo que le dije a mi pareja que yo solo estaría dispuesta a iniciar este tratamiento si no nos íbamos a rendir a la primera, si íbamos a luchar por ello… pero no hasta el final. Luchar hasta que tuviéramos fuerzas psicológicas (en nuestro caso también físicas, según cómo la medicación nos pudiera ir afectando) y capacidad económica para intentar ser padres. No para crear un familia, porque ha sido con todo esto que me he dado cuenta de que ya lo somos, sin necesidad de bebés, de alianzas de matrimonio ni hipotecas a nombre de dos. Somos una familia porque estamos arriba en la pirámide de prioridades. Sigue leyendo

6

Efectos secundarios

Día 4º de mi primer tratamiento de FIV. Por lo pronto, sigo muy animada y feliz. Hoy comentaba con mi pareja que necesitábamos ya este cambio. Después de prácticamente dos años de búsqueda ‘natural’ de un embarazo, ambos sentimos que estamos dando un paso más en nuestra lucha por alcanzar el sueño de ser papás.

puregon FIVPor lo pronto, he notado físicamente cuatro cambios en mi cuerpo desde el pasado miércoles. No se si serán coincidencia o ‘efectos secundarios’ del Puregon, la verdad, pero aquí os los cuento. El primero de ellos, mis visitas al baño. La verdad es que siempre he tenido ‘problemillas’ y he tenido que recurrir con frecuencia a infusiones y laxantes. Desde que comencé el tratamiento me decidí a dejarlos por completo. No quiero que nada de lo que esté en mi mano pueda influir de forma negativa en el proceso de fecundación in vitro. Pues resulta que desde ese mismo día visito el baño sin problemas, día tras día.

El otro aspecto que he notado que ha cambiado es mi vientre. La verdad es que soy una mujer de complexión normal, suelo hacer deporte y me gusta estar en forma. Por mi constitución, nunca he tenido tripa, ni cuando he estado más llenita. Sin embargo, en estos días sí me noto el vientre algo hinchado. Puede que sea por retención de líquidos, puede que por esos ‘efectos secundarios’ de la medicación…

En tercer lugar, ayer especialmente sentí algunas molestias en el estómago. No le hice mucho caso pero sí fueron ‘contundentes’ como para notar esas molestias. Por último, dolores de cabeza con relativa frecuencia. Y digo esto porque yo no suelo tener jaqueca y en estos últimos días sí me ha estado martilleando un poco la cabeza.

Llevaba días pensando en echar un ojo al prospecto del Puregon Sigue leyendo

4

¿Es mi momento?

Recuerdo cuando una de mis mejores amigas me decía que, para decidirse a buscar un bebé, habían decidido dejar de pensar en los ‘contras’. “Nunca encontrarás el momento adecuado para ser madre, porque siempre hay circunstancias que te harán pensar que es mejor postergar la maternidad“. Cierto. Cuando uno de los dos miembros de la pareja está en paro, si llevas poco tiempo trabajando en la empresa y te da miedo a que te despidan al quedarte en estado, tal vez cuando tu relación no es aún ‘socialmente’ aceptada, si consideras que todavía te quedan muchas cosas por hacer antes de ser mamá… Mil factores. Por eso, el consejo tanto de mi amiga como de otras personas cercanas siempre ha sido el mismo: no pensarlo e ir a por ello.

Sin embargo, cuando decides NO PENSARLO E IR A POR ELLO y ese ‘ELLO’ no llega tienes tanto tiempo para pensar que en ocasiones te asalta el miedo… ¿Estaré preparada? ¿Ha llegado el momento de dejar de pensar en mi para pensar en otra personita? Y, lo más importante, ¿es lo que realmente quiero? Supongo que todas estas reflexiones en ocasiones no son más que para autoconsolarme o convencerme de que estoy bien, de que tal vez un embarazo no es lo que quiero.

La realidad es que tengo 32 años, que quiero ser mamá, que siento que es ahora el momento. Pero la Naturaleza para decir que NO, que no es mi momento. No sé. Supongo que este post es fruto del miedo y el nerviosismo que se está apoderando de mi. Se acerca el día de nuestra cita en la Clínica de Reproducción Asistida. Y tengo miedo. A que salga mal, a que nos metamos en un círculo vicioso de intentos fallidos, frustración, sentimientos enfrentados.

Tengo miedo. Siento que esta es una de las muchas cosas injustas que hay en este mundo.

Se que tengo que ser fuerte. Esta noche, sola en casa, me siento más frágil que nunca…

8

Cita en clínica de inseminación artificial

Pues sí, chic@s, después de alrededor de año y medio de búsqueda infructuosa de un bebé, mi pareja y yo hemos decidido por fin acudir a una clínica de inseminación artificial. Y digo ‘por fin’ porque yo era algo que ya deseaba: me ha estresado bastante estos meses de controlar los días de ovulación, de hacer los ‘deberes’ porque toca, de esperanzas de embarazo en cuanto tenía un leve retraso en mi menstruación…

Tengo una mezcla de sensaciones y emociones que me hace tener un burbujeo constante en la barriga. Veo que se acerca el momento y realmente me empiezo a sentir aliviada y feliz. No sé qué vendrá a continuación. De hecho, creo que mejor ni saberlo porque las tardes que me he puesto a leer por Internet sobre tratamientos de fertilidad me he puesto un poco nerviosa. Y no, no es lo que quiero. Necesito afrontar esta etapa feliz, con ganas de buscar este embarazo, de conseguirlo, de sentir que vamos por el buen camino.

Ya os iré contando. La primera cita la tenemos el próximo jueves 5 de diciembre. 5 de diciembre de 2013, seguro que no se me olvida esa fecha, para bien o para mal. El centro escogido es FIV Marbella, un centro especializado en tratamientos de fertilidad muy reconocido y que, según leo, está a la vanguardia en estos. Fue aquí donde nos hicimos las pruebas en abril y la verdad es que el trato fue genial. Nos sentimos muy arropados y además, lo más importante, en ningún momento nos quisieron ‘vender’ nada. De hecho, nos animaron a seguir intentándolo un poco más por nuestra cuenta, con nuestros medios. Y ya, en caso de no conseguirlo, pues si nos interesaba podíamos iniciar el tema con ellos.

La cita la he concertado con Maite, la gerente, un encanto. Primero estaremos con el doctor, que nos dirá, tras leer el historial, qué tipo de método puede ser el más adecuado. A continuación, será Maite la que nos hablará del coste del mismo. Según he leído por Internet, la inseminación artificial, el método más ‘básico’, por así decirlo, suele estar entre los 700 y 900-1.000 euros, ¡a ver qué tal!

Os iré contando paso a paso como va todo, para aquell@s a l@s que pueda interesar. Como os digo, yo ya ando nerviosa y deseando que llegue ese día.

Realmente, el jueves será muy orientativo, pues la idea que tenemos mi pareja y yo es de iniciar el tratamiento en enero. Ahora llega una época de muchos encuentros, fiestas, vacaciones y eventos varios que no me van a permitir estar tranquila y sé que ante todo necesito relajarme, seguir las indicaciones y, lo que más quiero, disfrutar.

Un besote a tod@s l@s que andáis por ahí y, por supuesto, no dejemos de luchar por este hermoso sueño. El día que acariciemos nuestra barriga estoy segura que lo vamos a disfrutar más que nadie en este mundo. 

9

Cinco síntomas de embarazo

Deshojando margaritas. Así se sienten muchas mamás o futuras mamás que, como yo, están intentando quedarse embarazadas. Lo primero es hacer los ‘deberes’ en lo que a la ovulación respecta. Lo segundo, ¡esperar! Esta situación puede hacerse eterna y seguro me entenderéis cuando os digo que me encantaría cerrar los ojos y que ya hubieran pasado dos semanas, momento en el que ha de venirme la Regla.

síntomas de embarazo

Me ha venido a la cabeza la letra de la canción de Alejandro Sanz, ‘La margarita dijo no’. Espero que en mi caso, y en el vuestro, la respuesta sea otra, pero, mientras tanto, espero intentando no desesperar y buceando en la red para conocer los teóricos síntomas que pueden indicarte un probable caso de embarazo.

Os escribo sobre este tema, todo hay que decirlo, porque esta noche he notado que me molestaba el pecho, podría decir que me dolía un poco al ponerme boca abajo. Y es ahí cuando he pensado, ¿no era este uno de los supuestos síntomas de estar en estado? ¡Pues vamos a ver qué nos dice una fuente en la que confío, el doctor Carlos B. Salvador, ginecólogo de la Clínica Gynaikos, para Mibebeyyo.com!

Obvio, el retraso menstrual. ¿Cuánto es recomendable esperar para hacernos un test de embarazo? Pues depende de lo regular que seas con tu regla. Si eres como un reloj, tres o cuatro días ya podrían ser una señal a tener en cuenta. ¡Adelante! ¡A ver ese positivo! En caso de que seas irregular, como es mi caso (al menos en parte), primero, aceite de onagra para regularte y, después…, yo prefiero esperar al menos una semana, para no ilusionarme en falso. Sigue leyendo

25

Segundo mes ‘Natalbén’

Llevo varios días en silencio… En ocasiones me cuesta no caer en el desánimo, la verdad. Menos mal que tengo a una persona maravillosa a mi lado que me ayuda a seguir luchando por nuestro sueño de ser papás.

Hoy es miércoles y me he despertado de nuevo arriba. Ya casi a punto de iniciar mi periodo de ovulación –en unos tres o cuatro días así debería ser- y con una última pastilla de mi primera cajita de Natalbén. Esta protagonizó uno de mis primeros post. Aquí seguimos.

natalbenHoy quería escribiros de nuevo sobre este suplemento. Os comento: la primera vez que fui a la farmacia y pedí Natalbén me dieron directamente el Supra. Al entrar después en la web www.natalben.com comprobé que hay una para antes de embarazarse. Es decir, para el momento en el que me encuentro: buscando bebé. Decidí que este siguiente mes iba a comprar estas en lugar de las Supra.

Cuál no ha sido mi sorpresa hoy al acercarme a una farmacia y pedir Natalbén Preconceptivo… ¡No ha llegado a siete euros! Sin embargo, el Supra me costó casi 20 euros, unos 17 creo recordar. Lo que más mal me ha sentado es que la primera vez le pregunté al farmacéutico. Le dije que la ginecóloga me había recetado ácido fólico, una amiga me había aconsejado Natalbén pero no sabía realmente qué tipo, si había varios o cómo iba el tema. Pues bien. Directamente me dio el Supra. Menudo consejito, la verdad. Sigue leyendo

3

Primer mes de Plan E.C.O. embarazo

Ayer empecé a menstruar y por fin me arranqué con mi primer mes de práctica del plan E.C.O. de embarazo, con los deditos cruzados para que mi óvulo y su esperma se encuentren y se ‘enamoren’. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que se dé ese flechazo, así que para no liarme yo solita he pensado redactar qué pasos voy a ir siguiendo desde ya, con fechas y todo. Este post puede que no interese a casi nadie (incluso quitaría el ‘casi’), pero a mí me va a servir de brújula.

Teniendo en cuenta que ayer mismo me vino la Regla, día 2 DE OCTUBRE, lo siguiente es empezar a tomar desde ya aceite de onagra, para regular bien el ciclo. Mi única duda es la siguiente: como puse en el post sobre el Plan E.C.O. de embarazo, he leído que debe tomarse desde que te viene el periodo hasta la ovulación, pero realmente en la herboristería me dijeron que diariamente… Tendré que consultar otras fuentes, a ver qué me dicen… Sea de una u otra forma, ya hoy estoy con ello, ya me estoy tomando las tres perlitas al día siguiendo mi dieta. Tengo que comprar el aceite de lino y la jalea real, polen en su defecto, y en el desayuno meteré zumo de pomelo. Hasta ahora estaba con el zumo de naranja, que imagino la diferencia tampoco será excesiva pero quiero hacerlo bien.

Toca contar DIEZ DÍAS desde que haya empezado a menstruar –ayer, 2 de octubre, por lo que eso me lleva al viernes 11 de octubre. A partir de ese día, debo ir haciéndome los test de ovulación diariamente, hasta que detecten que ya se está produciendo. Antes voy a enterarme al 100% del funcionamiento de estos. Más o menos los manejo pero no quiero que me quede duda alguna. ¡Es la clave! Sigue leyendo

5

Aceite de onagra

Uno de los productos que hay en nuestra ‘cesta de la compra’ para llevar a la práctica el Plan E.C.O. de embarazo es el aceite de onagra. Como os contaba en el anterior post, yo he empezado a tomarlo para regular el ciclo menstrual, algo vital para controlar el día de ovulación.

La verdad es que hasta no empezar a leer sobre el E.C.O. de embarazo no sabía nada respecto a que este aceite fuera bueno para normalizar el periodo. Sí que lo había tomado hacía muuuchos años por indicación de… ¡mi peluquera! Se me cae mucho el pelo y me dijo que la onagra era buena. Pero vamos, hasta ahí podía leer.

aceite de onagra

Lo he comprado en una herboristería que tengo cerca del trabajo. La verdad es que el tendero es muy majo y se nota que conoce muy bien los productos que tiene, otras veces me ha asesorado estupendamente, así que ayer aproveché y le pregunté. Me dijo que sí, que suele venderse bastante porque funciona para estos menesteres de los que hablamos. No lo dudé: un botecito de 100 perlas, 10 euros, tres cápsulas al día… Pues un cacharrillo de estos al mes. Ayer ya me las tomé, hoy también lo haré, por la noche. Según me explicó, da igual la hora, si las tomamos las tres a la vez o por separado. Yo he elegido con la cena y todas juntas.

La regulación del ciclo menstrual no es su único beneficio. Parece ser un excelente complemento vitamínico, alivia los dolores premenstruales, reduce las inflamaciones mamarias en caso de bultos y también los quistes ováricos y aligera los síntomas de la endometriosis.

Pasando un poco a la ‘teoría’ del aceite de onagra: nace de una planta llamada Prímula, originaria de Inglaterra y Norteamérica. Hace siglos ya era utilizada para dolencias cutáneas y para ayudar a cicatrizar heridas. Este ‘poder’ calmante reside en su composición: rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, como es el ácido linoleico (70%) y el gamma-linolénico (10%), ambos de la serie de los famosos Omega 6. Sigue leyendo

4

¡Ya están aquí mis test de ovulación!

Como os contaba en el anterior post, he comprado unos test de ovulación a través de VidaTest, ¡a ver qué tal! Hoy he recogido el paquete, así que no puedo evitar buscar información en foros y en blogs respecto a cómo utilizarlos y a la utilidad que pueden tener. En mi caso he comprado el Pack Fertilidad 2: 34 test de ovulación y tres test de embarazo. Se estima que este paquete puede utilizarse más o menos durante tres o cuatro ciclos, tal vez más. Esto se debe a que, cosa que yo desconocía (ni idea hasta ahora de cómo iban estos test de ovulación), hay que utilizar un test por día hasta que ovulamos.

La verdad es que el paquete recibido nada que ver con el de la Farmacia Juan José Jiménez, pero bueno, tampoco es lo mismo, y eso es lo de menos… Lo importante es que son económicos y han llegado rápido. Vienen con unas instrucciones sobre cómo utilizarlos. No parece nada complicado. Es básicamente como en el test de embarazo, con la orina, así que este mes los utilizaré por primera vez y os contaré.

Imagen

Según leo en la cajita, son 99,98% fiables y pone que estos mismos se venden en farmacia. Son pruebas de tiras “ultrasensibles” 15mlU. Como no se bien cuál es la clave de esta ‘sensibilidad’ he buceado en la red y me he encontrado una grata sorpresa, la verdad: En principio pensé que a más mlU sería mayor la sensibilidad. ¡Ignorante de mi! Esta sensibilidad se mide en mili unidades internacionales por mililitro de orina (esas ‘mlU’) y a menor número… ¡mayor sensibilidad! Lo único es que he leído en libertytest, que también venden este tipo de pruebas, que no se recomienda utilizar test con sensilidad mayor a los 20mlU, porque es probable que nos de varios positivos y no sepamos así bien cuando se produce la ovulación. No sé. Por lo pronto, vamos a probar estos.

Una de las cosas que también apuntan en foros especializados es que cuando veamos que las líneas del test son más intensas los utilicemos varias veces al día, al menos dos diarios, ya que el pico de la hormona LH apenas dura unas horas. Esta hormona es la que se libera cuando ovulamos y es lo que nos indicará que estamos en ese momento tan buscado. Sigue leyendo