35

El Dr Pellicer, las clínicas IVI y mi lucha por ser mamá

Llevo muchos meses ‘desaparecida’ de estos lares… Y lo pongo entre comillas porque os he leído a todas y cada una de vosotras –también a algún chico que ha pasado por esta salita de espera. En este tiempo hemos pasado por todo tipo de fases que seguro conocéis bien: tras dejar el tratamiento, alivio absoluto, las ganas de recuperar lo que habíamos dejado a un lado durante esos casi dos años. Después, cuando tocaba presenciar algún nuevo anuncio de embarazo, aprender a tragar saliva, a buscar la mejor de las sonrisas y a felicitar de forma sincera a los futuros papás. También ha habido más de un nacimiento cercano: pasar por la maternidad de los hospitales para ver esas caritas que se estrenan en la vida, esas manos tan tiernas que se aferran a tu dedo y parecen decirte: ‘María, avanza, sigue luchando que tu angelito te está esperando’.

Sí, me llamo María. Elegí ese ‘Lucía’ por ponerme nombre, por que tuvierais a quien dirigiros, y por la preciosa canción de Serrat que tanto me ha emocionado siempre. En mi caso, siempre pensaba en ti, mi pequeñ@, la más bella historia de amor que tuve –este sueño– y que tendré –si hubieras llegado a existir…

La siguiente fase llega ahora. Más asimilado el problema, tranquilos y conscientes de que si se quiere se puede, queremos retomar esta búsqueda y ponerle así el ‘CONSEGUIDO’ a esta bitácora que nació con el objetivo de ser mi diario en esta lucha por ser mamá, por convertir a mi pareja en papá.

Algo hemos tenido claro desde el primer momento: Había que cambiar cosas. Lo primero, la clínica. Yo nunca he dudado de la profesionalidad de quienes nos han atendido pero es evidente que, tras cuatro intentos fallidos, tal vez no hayan sabido dar con la ‘tecla’, si es que existe. De ahí que hayamos estado intentando informarnos y buscar documentación sobre los centros de reproducción asistida que hay en nuestra zona geográfica, por el sur de Andalucía. Desde el principio nos han llegado muy buenas referencias de las clínicas IVI. Todas las conocéis y seguro que muchas de vosotras sois pacientes de algunas de ellas.

Yo, como buena periodista, he decidido ejercer mi profesión en este caso con un objetivo personal. Siendo conscientes de que no hay fórmula mágica en temas reproductivos, hay varios aspectos que nos han decidido a solicitar información sobre tratamientos de reproducción asistida a estos centros. El primero, saber que son pioneros. En 1990 el Dr Pellicer creó lo que hoy es referente tanto a nivel nacional como internacional en Medicina Reproductiva. Podéis acceder a la web de IVI, ivi.es, y comprobaréis los muchos logros de la compañía. Yo destacaría la fundación que lleva el mismo nombre, en la que investigan en temas reproductivos. Este estudio es la única manera de que cada vez sea más ‘accesible’ para mi, para ti, para nosotras, para vosotras, esta falsa utopía de la maternidad. Y la tacho de irreal porque para nada es algo inalcanzable. Es posible y todas conocemos compañeras de este nuestro blog que han conseguido que un pequeño rechoncho de apenas año y medio le llame ‘mamá’…

Buceando en Internet he encontrado numerosos videos, reportajes y entrevistas relacionados con el que es el Instituto Valenciano de Infertilidad, el IVI. Uno de los que me llamó especialmente la atención es el siguiente. En él el doctor Pellicer destaca que los humanos somos “una especie bastante ineficiente desde el punto reproductivo… ¿Cuántas veces nos hemos sentido bichos raros por ser las únicas –o al menos creerlo así– que estamos inmersas en este tipo de procedimientos? En innumerables ocasiones he escuchado en estos dos años casos de ‘embarazo a la primera’ o ‘por accidente’. Y una se pregunta, ¿y yo? ¿Nací con errores de fábrica? Pues no amigas, no. Escuchad a Antonio Pellicer…

Este vídeo pertenece al evento ‘Ser Creativos’ de 2012, en el que solo participan importantes profesionales y referentes de muy diversos sectores. El fundador de IVI, como os decía, es todo un referente y si hay algo que me hace confiar en que estos centros pueden ser, por qué no, el camino a la maternidad no es solo el conocer sus numerosos reconocimientos, premios, los artículos que ha publicado. Me llega el escucharle hablar de la satisfacción que supone “ayudar a las parejas que tienen dificultades para tener hijos”. Ciertamente es una situación privilegiada y siempre me ha parecido una profesión preciosa.

En Andalucía hay ya tres centros de medicina reproductiva de esta empresa: uno en Almería, otro en Sevilla y el IVI de Málaga. Este último, por situación geográfica, es el que más papeletas tiene, seguro, de ayudarnos a ser papás. Va camino de cumplir los dos años, situado en pleno centro de la capital…

Esta vuelta a la vida de SoyMamiBlog estoy segura que es el primer paso de esta nueva e ilusionante etapa que nos llevará a todas y cada una de nosotras –de vosotras– a hacer real el sueño más amado. Solo quiero escuchar a una pequeña personita echarme sus manos mientras da sus primeros pasos y balbucea algo como M A M A.

Anuncios
44

Científicamente probado: “Sólo las parejas fuertes resisten a los tratamientos de reproducción asistida”

Probablemente este titular os haya llamado la atención. Esa frase la he extraído de la entrevista que he tenido el placer de realizar a Giuliana Baccino*, coordinadora del Grupo de Interés en Psicología de la Sociedad Española de Fertilidad. Desde aquí quiero dar las GRACIAS a Giuliana por atenderme y ‘regalarnos’ un ratito de su tiempo. La verdad es que me resultaría difícil quedarme con algunos de los muchos consejos e información que proporciona en la entrevista que podéis leer, si os apetece, a continuación.

Me quedo con ‘recetas’ y ‘detalles’ como “cada uno se siente como puede, no hay que forzar ser optimista, cuando no los sentimos así. No va a depender de eso, el resultado del tratamiento”; “Una de las claves para llevar adelante los tratamientos de reproducción es no pensar que éste es el último, sino pensar que es uno más, y esperemos que sea el ‘bueno'”; “Los psicólogos especialistas en reproducción asistida, son muy necesarios en todo el proceso de tratamiento, pero aún más, cuando necesitamos, como dices tú, salir a flote. La fórmula que me pides es: pedir ayuda”; “Aquellos que no lo logran deben saber que no es un “castigo divino” no haberse quedado embarazados a la primera, a veces es tan simple y triste como una cuestión de probabilidades.”; “Es sano y necesario llorar juntos, aprender juntos de la experiencia que están compartiendo.”; “Es muy necesario plantar bien los pies en el suelo, tomar decisiones meditadas y seguras, y vivir esta experiencia de a dos.”

Para que podáis contextualizar todas las preguntas y ver un poco el punto de partida de esta ‘charla’ con Giuliana, os dejo íntegramente el texto y espero que os resulte tan útil e interesante como me lo ha parecido a mi. 3, 2, 1… ¡Acción!

 


Buenas noches Giuliana, son las diez y media de la noche y aquí me ves planteándote unas preguntas en tono entrevista que creo van a ser lo menos parecido a una ‘entrevista’ que haya hecho jamás. Te cuento un poquito sobre mi: soy periodista y community manager, bloguera de profesión y de vocación… En febrero de este año inicié mi primer tratamiento de FIV. Mi pareja y yo llevábamos buscando el embarazo un año y medio aproximadamente. Tras hacernos ambos pruebas y analíticas, el resultado, al menos en apariencia, es que el problema está en la calidad del esperma de mi chico, muy por debajo de lo óptimo para conseguir una fecundación de forma ‘natural’, por así decirlo.

Acabamos de obtener nuestro primer negativo y la verdad es que ha sido especialmente duro. Supongo que pensábamos que todo marchaba bien –teníamos seis blastos de muy buena calidad, nos transfirieron dos- y nos decíamos, “¿por qué no vamos a ser de esos que a la primera consiguen el positivo?”. Pues… no fue.

Paralelamente a todo esto, decidí poner en marcha un blog personal, para tenerlo a modo de ‘diario’ y como válvula de escape, y es para este Soymamiblog.wordpress.com que he pedido poder ‘entrevistarte’, con el objetivo de conseguir algunos consejitos prácticos para las muchas mujeres que, como yo, están en tratamientos de reproducción asistida. Como podrás ver en el blog, y si no te lo comento yo, hemos creado una ‘comunidad’ de ‘aspirantes a mami’ que hemos encontrado en esta bitácora un lugar donde encontrarnos, compartir inquietudes, alegrías, penas y, sobre todo, ILUSIONES.

Te comento todo esto, y disculpa que me extienda tanto, para que puedas contextualizar las preguntillas que te planteo. Como ya puedes ver, y ya te adelantaba, esto no es una ‘entrevista’ al uso y te invito a plantearme todas aquellas cuestiones, consejos o planteamientos que consideres pueden ayudarnos a todas. Y GRACIAS de antemano por tu colaboración. Estoy segura de que todo lo que puedas decirme aquí va a aportarme muchísimo y me ayudará a seguir el camino de baldosas amarillas, en busca del maravilloso reino de Oz con esa cuna de bebé que se revela en mis sueños…

1. Cuando uno comienza un tratamiento de reproducción asistida se insiste mucho en la importancia que tiene afrontarlo con optimismo, ¿en qué medida crees que realmente esto influye?

Emprender cualquier actividad o proyecto vital con optimismo, es sin duda mucho mejor y más relajante que emprenderlo con pesimismo. Pero, esto no quiere decir que nuestro pensamiento optimista o pesimista determine el resultado de lo que estamos emprendiendo, y en este caso, hablo específicamente de la reproducción humana asistida. Me explico, hay algunos estudios que asocian el optimismo, junto con las capacidades saludables de cada persona al afrontar una situación difícil; y el resultado final de un tratamiento de reproducción asistida. Pero, si hablamos únicamente de optimismo o pesimismo, las cosas cambian, no está clara la asociación entre optimismo y el resultado final de un tratamiento, es decir, embarazo/no embarazo. De hecho, dentro de pocos días, presentaré un estudio en el congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, donde, al igual que otros estudios presentados con anterioridad en la literatura,  no se relaciona el pensamiento positivo o negativo de la paciente y su pareja, y el logro de un embarazo. Esto es importante para los pacientes en reproducción, porque no tienen que sentir que por estar tristes o desesperanzados en el resultado del ciclo que están realizando, ese sentimiento va a determinar el resultado. El mensaje es: cada uno se siente como puede, no hay que forzar ser optimista, cuando no los sentimos así. No va a depender de eso, el resultado del tratamiento.  Sigue leyendo

46

Reproducción asistida por la Seguridad Social

Entre los muchos recortes presupuestarios que se han aplicado a la Sanidad Pública, la reproducción asistida no se ha quedado al margen. Por más que diga doña Ana Mato que “se garantizará la prestación de este servicio en el sistema público de salud para aquellas mujeres que padezcan infertilidad”, la realidad es la que encontramos en el día a día, la que leemos en foros y nos cuentan amigos y familiares: las listas de espera son enormes. Años y años hasta que por fin se empieza el tratamiento de fertilidad.

Esto es lo que ha hecho que en la última década proliferen las clínicas privadas de reproducción asistida. Muy reconocido es el IVI valenciano, ya con sedes en muchas ciudades españolas, o en mi Málaga natal la Clínica Gutemberg. Nosotros nos hicimos las pruebas en un centro privado por un ‘cupón’ de oferta, sí, creo que fue a través de Groupon: por 20 euros, estudio de fertilidad para la pareja. Y así empezaba nuestra historia… Sigue leyendo