79

Negativo

La margarita dijo NO.
A falta de hacerme la beta en sangre en un ratito, la prueba que nos hemos hecho en casa hace media horita no deja lugar a dudas. ¡Ni rastro de la segunda línea rosita!!! Negativo.

image

Segundo negativo tras segunda FIV. "Sigue buscando...".

Gracias de corazón por estar ahí. Hoy será un día regulero pero mañana seguro que tengo mejor despertar.

Anuncios
30

Una betaespera muy diferente

Hola chicas. Ay, qué semanita llevo. No sé bien qué contar o qué decir, porque esta segunda betaespera está siendo muy rara, nada que ver con la anterior. Al final, la experiencia es un grado, nos guste o no, y de la ilusión y el pensamiento positivo que ganaba al ‘NO’ de la primera vez hemos pasado a un sentimiento de ni blanco ni negro, ni frío ni calor, ni sí ni no. Un ‘no lo sé’ y un ‘todo puede pasar’ descafeinados reinan mi cabeza.

La verdad es que el fin de semana pasado transcurrió muy tranquilito, como mandaban las indicaciones médicas. Dormí como nunca, la verdad, unas siestas de tres horas y unas noches de hasta diez horas en estado de coma, como yo digo, sin enterarme de nada. Comí muy bien, me mimaron mucho mi chico, mi mami y mi suegra (pasé mucho tiempo con ellas porque mi pareja trabajaba de noche) y todo fue sin incidentes.

Todo cambió el lunes, la verdad. Pasé el día con muchos pinchacitos en el vientre y estos pasaron a la parte baja de la espalda, por los riñones, y a las piernas. Durante el día fue a más. Salí del trabajo a las cinco y media y me fui para casa. No sabría describir la situación, supongo que al final los nervios también influyen mucho, aunque no me noto especialmente ansiosa. El caso es que las molestias fueron a más, especialmente en las piernas. Aunque tengo problemas de circulación, no me suelen doler con tanta intensidad. Fue tal que pasé una noche de perros, apenas pegué ojo y empecé a sacar mi lado ‘hipocondriaco’.

Estaba sola, mi niño tenía programado un mini viaje de trabajo de lunes a martes desde hace unos meses, así que eso iba haciendo que más se liara la bola. Pero vamos, el dolor era real, de eso estoy segura, y las molestias eran peores en la cama que en pie, por lo que probé a meterme en la ducha con agua fría, dar unas vueltas por la casa… apenas pequé ojo. Por supuesto, a él no le quise decir nada para no preocuparle de más, ¿qué iba a poder hacer?

El martes me levanté cansadísima por la mala noche… los dolores siguieron pero más leves. Lo que decidí fue ir al trabajo andando, para ver si lo que necesitaba era caminar un poco –tengo como 25 minutos hasta la oficina y siempre voy ‘a pata’. El día transcurrió con menos incomodidades que el lunes –con pinchacitos en la tripa, eso sí- pero con algún ‘incidente’ en el trabajo que me hizo afrontar la jornada con mucha tristeza… Pero bueno, que todo acaba y el Trombocil entró en mi vida!

Ya por la tarde hablé con el Doctor y me comentó que el tema de pinchacitos, el pecho sensible, que también lo noto y otras cosillas podrían ser síntomas de embarazo en un caso normal, claro que sí, pero que en tratamientos de reproducción asistida pueden ser engañosos. La medicación hace mucho y sería una “temeridad y una imprudencia” por nuestra parte decirte algo diferente. Gracias, doctor Sosa.

Sigue leyendo

103

Vaso medio lleno, medio vacío…

Hace justo una semana estábamos mi chico y yo nerviosos, extraños… pero ilusionados, al fin y al cabo. Al otro día nos dirían si nuestra vida, POR FIN, cambiaba definitivamente, si en nueve meses tendríamos dos preciosos bebés en casa. El resultado ya lo sabéis, NEGATIVO. Me resulta difícil explicar la sensación al oír las palabras del Doc, su cara, la situación, el día que llevábamos de espera… “Lo siento, no ha habido embarazo“.

El mundo se me vino encima. Pese a que yo llevo toda la betaespera diciendo que estaba preparada para ambas situación -un SÍ o un NO-, me di cuenta que para nada, que en el fondo nos agarramos a la esperanza y esperamos que sí, que seamos de esas afortunadas mujeres que en su primera FIV se quedan en estado.

Ya os digo. Me cuesta recordar ese día. A mi y a mi novio. Nada más llegar a la clínica y sacarme sangre ya nos dijeron que tenían el aparato de diagnóstico estropeado, que habría que enviar la muestra fuera y tardaríamos algo más. “Esperad aquí y ahora mismo os digo”. Los dos con carita de circunstancias. “Lo siento… Hasta las cuatro no tendremos aquí los resultados“. Este cambio de planes fue como un gran jarro de agua fría. Para empezar, tuve que inventarme algo nuevamente en el trabajo. Claro. No es lo mismo llegar sobre la una del mediodía, que a las cinco y media, como llegué. Mi nariz de Pinocho empieza a pronunciarse!!! 

Para continuar, el día por la Costa del Sol parecía no querer hacer honor a su nombre. Fue un lunes bastante frío, nublado y con aire. Teníamos seis horas y media por delante y la verdad es que empezamos a sentirnos mal, nerviosos y la negatividad hizo acto de presencia. Me recordó a las jornadas de reflexión antes de unas elecciones, lo que pasa es que aquí nosotros no teníamos más que decir. Todo estaba hecho. Pero durante ese tiempo de espera nos dio tiempo, cada uno por su lado, a pensar el por qué no, nos olvidamos del por qué sí, con lo cual llegamos ya a la clínica algo ‘afectados’ y yo ya con ganas de llorar incontroladamente.

Pese a que intentamos entretenernos, nada nos hacía mantener la atención lejos de esa muestra de sangre. Intentamos ir de compras, pero es que realmente no nos apetecía. Así que finalmente fuimos a Fuengirola, donde estaba mi suegra, nos tendimos cada uno en el sofá y echamos un sueño breve. Después, paella. Y ya por fin, para el centro de reproducción asistida.

Lo demás ya lo sabéis. 

Una vez dado ese negativo y mis lágrimas hacer acto de presencia -el Doc fue súper comprensivo y nunca estaremos lo suficientemente agradecidos por el buen trato que nos dan… perdonad si soy tan repetitiva, pero lo valoramos mucho-, nos preguntó: ¿Queréis ver el vaso medio lleno… o medio vacío? Yo respondí sin dudarlo: “MEDIO LLENO“. Necesitaba verlo así. Pese a lo frustrante y triste de la situación, nuestro Gine nos dijo el porqué no debíamos desanimarnos, todo lo bueno que se había descubierto en esta primera FIV y que nos quedaban cuatro blastocistos esperando estar en mi vientre (dos intentos que solo supondrían la transferencia y su preparación).

resultados primera FIV

Yo ya he empezado otra cuenta atrás. El día 20 de este ciclo -la Regla no se hizo esperar y el Jueves ya me vino- volvemos a la clínica para ver qué tal me encuentro por dentro, por fuera… y planificar cuándo volveríamos a intentarlo.

 

GRACIAS A TODAS POR VUESTROS MENSAJES, TANTO DURANTE LA ESPERA COMO DESPUÉS. GRACIAS. De verdad no imagináis la fuerza que me da que andemos por aquí, entenderos y que me entendáis y poder desahogarme. GRACIAS.

 

39

Lights will guide you home

Quería daros las GRACIAS, así, con mayúsculas, a tod@s las que de una u otra manera estáis ahí, por apoyarme, por apoyaros, por alegrarme, por alegraros, por secar mis lágrimas, por dejar que os las seque… Hoy es el día después. Creo que hoy duele todo un poquito más. Uno empieza a ser consciente de que esos bebés no están aquí. Por lo que sea, seguro que para dejar paso a otros que por uno u otro motivo son los que deben estar.

Repasando este tiempo atrás, una de las cosas más hermosas que saco de todo esto sois vosotr@s, l@s que estáis ahí. Y no solo por las palabras y el apoyo que me transmitís a mi, sino por lo muy valiosas que somos TOD@S, las un@s para las otr@as. GRACIAS de corazón. Me encantará seguir vuestros pasitos, vuestros tropiezos, si tuviera que haberlos, para ver como os levantáis y el día en el que consigamos ese POSITIVO bien grande. Porque está ahí, en el horizonte, solo que hay que seguir luchando un poquito más.

Hoy tengo esta canción en la cabeza. Supongo que pese a lo triste que puede parecer, su mensaje es optimista: tenemos un hogar al que volver, alguien en quien cobijarnos y apoyarnos, ya sea una pareja, la familia y un/a muy mejor amig@. Lights will guide you home… And, WE fix you. Un abrazo.

22

Seis horas y cuarto

Aquí nos encontramos. Desayunando en una cafetería de Marbella esperando los resultados. Acaban de hacerme la extracción de sangre pero -oh, maldita casualidas- se ha estropeado la máquina de diagnóstico y no nos dan los resultados hasta… ¡Las cuatro de la tarde! Van a enviar la muestra a un laboratorio de Fuengirola y nuestra betaespera parece que se va a alargar un poquito más. Horas que nos parecen ya días!!!

La verdad es que la situación es un poco desesperante. He tenido que inventarme una historieta en el trabajo y tenemos seis horas y cuarto por delante. Hay que llenarlas pero esto ya se hace un poquito difícil.

GRACIAS A TOD@S POR MANDARME TANTA ENERGÍA POSITIVA.
UN ABRAZO

Corto y… cambio.

33

¡Ya están conmigo!

No tengo palabras para describir cómo me siento. Cómo me sentía ayer. Supongo que realmente aún no soy consciente de que ayer me quedé embarazada. En teoría así es y como tal me lo quiero y creo que me lo debo tomar. Ha sido tener conmigo a Melli y Zos y llegar la tranquilidad y el sosiego a mi mente.

La transferencia fue ayer, amig@s, como ya sabéis, y todo marchó muy bien. La verdad es que me desperté y fui por el camino más nerviosa que para la punción. Creo que ante todo tenía –tengo- ganas de terminar con este proceso y de que mi cabeza vuelva a ser mía, que pueda, al menos en cierta medida, controlar mis pensamientos o emociones. Ya digo, en la medida de lo posible, porque estos meses han sido un carrusel de sentimientos, como os pasa a vosotras según me contáis por aquí.

A las diez entré en el hospi, bata, gorrito, patucos… a la cama… sedación… y tengo solo unos leves recuerdos del quirófano. Mi pareja no me pudo acompañar al final. Al ser con sedación el anestesista nos dijo que mejor esperara fuera. No sé. Si yo hubiera sido él me habría gustado entrar pero entiendo que estando yo dormida tampoco había que darle más vueltas.

Al ratito salí. ¡Lista mi transfer de embriones! Y después desperté ya en la cama, mis pequeños estaban conmigo. Deben seguir ahí, ahora, y yo no paro de ver estas fotos. ¡Sus primeros retratos!!! Y la verdad es que lo que siento dentro es tranquilidad, mucha tranquilidad. La verdad es que la betaespera, en principio, no me parece exasperante. Creo que acumulaba ya tanto nervio y altibajos que igual ahora llega la calma a mí.

La prueba de embarazo será el lunes 14 de abril. Es decir, ¡no queda nada!!!! Este finde se me pasará volando, lo sé, porque así pasan todos. Y en semana será un reto. Ir al trabajo, concentrarme y cuidarme. A ver si sigo así jajaja ¡ESO ESPERO!  Sigue leyendo

3

Primer mes de Plan E.C.O. embarazo

Ayer empecé a menstruar y por fin me arranqué con mi primer mes de práctica del plan E.C.O. de embarazo, con los deditos cruzados para que mi óvulo y su esperma se encuentren y se ‘enamoren’. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que se dé ese flechazo, así que para no liarme yo solita he pensado redactar qué pasos voy a ir siguiendo desde ya, con fechas y todo. Este post puede que no interese a casi nadie (incluso quitaría el ‘casi’), pero a mí me va a servir de brújula.

Teniendo en cuenta que ayer mismo me vino la Regla, día 2 DE OCTUBRE, lo siguiente es empezar a tomar desde ya aceite de onagra, para regular bien el ciclo. Mi única duda es la siguiente: como puse en el post sobre el Plan E.C.O. de embarazo, he leído que debe tomarse desde que te viene el periodo hasta la ovulación, pero realmente en la herboristería me dijeron que diariamente… Tendré que consultar otras fuentes, a ver qué me dicen… Sea de una u otra forma, ya hoy estoy con ello, ya me estoy tomando las tres perlitas al día siguiendo mi dieta. Tengo que comprar el aceite de lino y la jalea real, polen en su defecto, y en el desayuno meteré zumo de pomelo. Hasta ahora estaba con el zumo de naranja, que imagino la diferencia tampoco será excesiva pero quiero hacerlo bien.

Toca contar DIEZ DÍAS desde que haya empezado a menstruar –ayer, 2 de octubre, por lo que eso me lleva al viernes 11 de octubre. A partir de ese día, debo ir haciéndome los test de ovulación diariamente, hasta que detecten que ya se está produciendo. Antes voy a enterarme al 100% del funcionamiento de estos. Más o menos los manejo pero no quiero que me quede duda alguna. ¡Es la clave! Sigue leyendo

4

‘Negativo’

Sí. Puedo corroborar que las pruebas de embarazo de Unitest funcionan a la perfección. Desde luego, rápidos para dar resultados lo son… La madrugada del martes al miércoles desperté en mitad de la noche y, después de llevar dándole vueltas al tema días, no fui fuerte y me hice el test. El resultado en el fondo lo sabía de sobra… NEGATIVO. Además, como os comento, tardó prácticamente segundos en que apareciera esa única, solitaria y más que suficiente rayita para que me pusiera muuuy triste… 😦  ¡No tardó nada! La prueba de embarazo lo tenía CASI tan claro como yo, aunque claro, en el fondo tenía esperanzas, sino, ¿para qué gastar un test???

Para ir a redondear la situación, ayer mismo, unas horas después del momento ‘Unitest’, me vino la Regla. Así que ayer tuve un día un tanto regulín, la verdad, para qué engañarnos. Fui por fases. Lo que vi claro es que no puedo permitirme tener desajustes en el periodo, si no imposible controlar la ovulación. Es por eso que no he dudado ni un segundo y me he comprado aceite de onagra en cápsulas. De este ya hablé algo cuando me planteé poner en marcha el Plan E.C.O. de embarazo, que desde YA he empezado a poner en práctica.

A ver qué tal va. Os iré contando. Creo que hoy me haré ya, sí o sí, con el aceite de lino, la jalea real y el zumo de pomelo. Por lo pronto, llevo ya una semana o así desayunando con zumo de naranja, a falta de buscar –y encontrar- el de pomelo.