79

Negativo

La margarita dijo NO.
A falta de hacerme la beta en sangre en un ratito, la prueba que nos hemos hecho en casa hace media horita no deja lugar a dudas. ¡Ni rastro de la segunda línea rosita!!! Negativo.

image

Segundo negativo tras segunda FIV. "Sigue buscando...".

Gracias de corazón por estar ahí. Hoy será un día regulero pero mañana seguro que tengo mejor despertar.

Anuncios
9

Cinco síntomas de embarazo

Deshojando margaritas. Así se sienten muchas mamás o futuras mamás que, como yo, están intentando quedarse embarazadas. Lo primero es hacer los ‘deberes’ en lo que a la ovulación respecta. Lo segundo, ¡esperar! Esta situación puede hacerse eterna y seguro me entenderéis cuando os digo que me encantaría cerrar los ojos y que ya hubieran pasado dos semanas, momento en el que ha de venirme la Regla.

síntomas de embarazo

Me ha venido a la cabeza la letra de la canción de Alejandro Sanz, ‘La margarita dijo no’. Espero que en mi caso, y en el vuestro, la respuesta sea otra, pero, mientras tanto, espero intentando no desesperar y buceando en la red para conocer los teóricos síntomas que pueden indicarte un probable caso de embarazo.

Os escribo sobre este tema, todo hay que decirlo, porque esta noche he notado que me molestaba el pecho, podría decir que me dolía un poco al ponerme boca abajo. Y es ahí cuando he pensado, ¿no era este uno de los supuestos síntomas de estar en estado? ¡Pues vamos a ver qué nos dice una fuente en la que confío, el doctor Carlos B. Salvador, ginecólogo de la Clínica Gynaikos, para Mibebeyyo.com!

Obvio, el retraso menstrual. ¿Cuánto es recomendable esperar para hacernos un test de embarazo? Pues depende de lo regular que seas con tu regla. Si eres como un reloj, tres o cuatro días ya podrían ser una señal a tener en cuenta. ¡Adelante! ¡A ver ese positivo! En caso de que seas irregular, como es mi caso (al menos en parte), primero, aceite de onagra para regularte y, después…, yo prefiero esperar al menos una semana, para no ilusionarme en falso. Sigue leyendo

4

‘Negativo’

Sí. Puedo corroborar que las pruebas de embarazo de Unitest funcionan a la perfección. Desde luego, rápidos para dar resultados lo son… La madrugada del martes al miércoles desperté en mitad de la noche y, después de llevar dándole vueltas al tema días, no fui fuerte y me hice el test. El resultado en el fondo lo sabía de sobra… NEGATIVO. Además, como os comento, tardó prácticamente segundos en que apareciera esa única, solitaria y más que suficiente rayita para que me pusiera muuuy triste… 😦  ¡No tardó nada! La prueba de embarazo lo tenía CASI tan claro como yo, aunque claro, en el fondo tenía esperanzas, sino, ¿para qué gastar un test???

Para ir a redondear la situación, ayer mismo, unas horas después del momento ‘Unitest’, me vino la Regla. Así que ayer tuve un día un tanto regulín, la verdad, para qué engañarnos. Fui por fases. Lo que vi claro es que no puedo permitirme tener desajustes en el periodo, si no imposible controlar la ovulación. Es por eso que no he dudado ni un segundo y me he comprado aceite de onagra en cápsulas. De este ya hablé algo cuando me planteé poner en marcha el Plan E.C.O. de embarazo, que desde YA he empezado a poner en práctica.

A ver qué tal va. Os iré contando. Creo que hoy me haré ya, sí o sí, con el aceite de lino, la jalea real y el zumo de pomelo. Por lo pronto, llevo ya una semana o así desayunando con zumo de naranja, a falta de buscar –y encontrar- el de pomelo.

4

¡Ya están aquí mis test de ovulación!

Como os contaba en el anterior post, he comprado unos test de ovulación a través de VidaTest, ¡a ver qué tal! Hoy he recogido el paquete, así que no puedo evitar buscar información en foros y en blogs respecto a cómo utilizarlos y a la utilidad que pueden tener. En mi caso he comprado el Pack Fertilidad 2: 34 test de ovulación y tres test de embarazo. Se estima que este paquete puede utilizarse más o menos durante tres o cuatro ciclos, tal vez más. Esto se debe a que, cosa que yo desconocía (ni idea hasta ahora de cómo iban estos test de ovulación), hay que utilizar un test por día hasta que ovulamos.

La verdad es que el paquete recibido nada que ver con el de la Farmacia Juan José Jiménez, pero bueno, tampoco es lo mismo, y eso es lo de menos… Lo importante es que son económicos y han llegado rápido. Vienen con unas instrucciones sobre cómo utilizarlos. No parece nada complicado. Es básicamente como en el test de embarazo, con la orina, así que este mes los utilizaré por primera vez y os contaré.

Imagen

Según leo en la cajita, son 99,98% fiables y pone que estos mismos se venden en farmacia. Son pruebas de tiras “ultrasensibles” 15mlU. Como no se bien cuál es la clave de esta ‘sensibilidad’ he buceado en la red y me he encontrado una grata sorpresa, la verdad: En principio pensé que a más mlU sería mayor la sensibilidad. ¡Ignorante de mi! Esta sensibilidad se mide en mili unidades internacionales por mililitro de orina (esas ‘mlU’) y a menor número… ¡mayor sensibilidad! Lo único es que he leído en libertytest, que también venden este tipo de pruebas, que no se recomienda utilizar test con sensilidad mayor a los 20mlU, porque es probable que nos de varios positivos y no sepamos así bien cuando se produce la ovulación. No sé. Por lo pronto, vamos a probar estos.

Una de las cosas que también apuntan en foros especializados es que cuando veamos que las líneas del test son más intensas los utilicemos varias veces al día, al menos dos diarios, ya que el pico de la hormona LH apenas dura unas horas. Esta hormona es la que se libera cuando ovulamos y es lo que nos indicará que estamos en ese momento tan buscado. Sigue leyendo

3

Empieza la búsqueda…

Como os contaba en el post anterior, fue hace un año aproximadamente cuando nos decidimos a empezar a dejar de utilizar métodos anticonceptivos. Si bien ambos éramos conscientes de que esto no iba a ser coser y cantar, aún recuerdo como yo me decía “este será probablemente mi último verano sin hijos…”. Ay, ¡quién me iba a decir que he vuelto a pasar otro tan libre como el aire y que es probable que el siguiente también sea igual.

relaciones para buscar embarazo

El caso es que empezamos a dejar de usar ‘precauciones’ y a tener relaciones con normalidad. Eso sí. En ningún momento comenzamos a intensificar los encuentros sexuales, todo fue con naturalidad, como si nada, y como si nada seguimos. Un mes tras otro me venía la regla. Al principio no me molestaba, la verdad. Pero conforme han ido pasando los meses la llegada de la menstruación me dejaba unos días reflexiva y muy triste, para qué engañarnos.

Teniendo en cuenta la situación, que pasaba el tiempo y no llegaba el ‘positivo’ en alguna que otra prueba de embarazo que llegué a hacerme, sumando que a mí alrededor –esto suele ocurrir- no veía más que embarazadas. No solo desconocidas, en mi entorno más cercano empecé a ver cómo familiares, amigas y personas con las que tenía cierto trato se quedaban en estado. Mientras tanto, yo, nosotros, esperando.

Según las estadísticas, las mujeres tardan de media un año en quedarse embarazadas. Es decir, son menos los casos de parejas que comienzan a intentar quedarse embarazados y que lo consiguen en unos meses.

Una dulce espera, como llaman, que en nuestro caso está siendo más bien desesperanzada, al menos por mi parte. Si bien intento mantener el ánimo en alto, la realidad es que empiezo a asimilar que probablemente tengamos que recurrir a métodos alternativos, como la inseminación artificial y quién sabe si también la fecundación in vitro. Sigue leyendo