52

Trombofilia, Coagulación… ¿Rizando el rizo???

Hoy me vino la regla y empecé con los parches, preparándonos ya para la tercera transferencia embrionaria.

La verdad es que en estos días que han pasado desde el negativo mi chico y yo hemos empezado a darle vueltas al coco, a pensar cómo, por qué, posibles motivos… Somos conscientes de que dos negativos entra dentro de la ‘normalidad’ de la reproducción asistida. Sin embargo, no quiero que se den tres o cuatro negativos para que empiecen a mandarnos otras pruebas, como he leído a muchas otras mujeres en otros blogs y foros. Es por eso que mañana vamos a comentarle al doctor sobre la pertinencia de hacernos ya pruebas que son relativamente ‘frecuentes’ cuando se empieza a pensar en posibles problemas añadidos. Pues eso, ¡rizando el rizo!

Me gustaría pediros vuestra opinión al respecto, si os habéis hecho la de trombofilia y coagulación, que tengo entendido que son las más normales, en qué consistían, qué tal han salido… Ah, y si me recomendáis otros análisis o estudios que puedan ayudarnos a prevenir posibles males mayores. No me importa afrontar otro negativo, pero no quiero que tengamos que llegar a eso para darnos cuenta de que había otra cosa que fallaba.

La verdad es que cuando llevas dos negativos -repito, aunque entre dentro de esa ‘normalidad’- en dos transferencias con embriones de calidad -en la primera fueron dos-, se supone que estás sana como una manzana, con 33 años, en forma, con buena alimentación y que ha seguido las pautas indicadas de reposo relativo y vida tranquila durante la betaespera, con tu medicación y todo eso, es difícil no plantearse si hay algo más.

Espero que me entendáis a lo que  me refiero, ¡y todas las aportaciones serán muuuuy bien recibidas para plantearle mis dudas al Doc!

Anuncios
49

Vuelve la ilusión: Os presento a nuestro ‘pequeño’ de seis días

Es difícil ponerle puertas al campo; es difícil que una paloma decida no echar a volar; es difícil haber acudido esta mañana a la clínica, haber tenido una experiencia muy bonita con mi chico y sentir que ya tenemos dentro a nuestro ‘pequeño’ esperando que se agarre y empiece a crecer. Sí, es difícil. Por eso os escribo en estos momentos con mucha ilusión, soñando lo que puede llegar a ser, y sin dejar de mirar esta fotito de nuestro embrión de seis días. ¡Todo un campeón, seguro! 

blastocisto fecundacion in vitro

Nuestro ‘pequeño’ de seis días.

La verdad es que esta segunda transfer no ha tenido ni punto de comparación con la anterior. Ha sido mucho más tranquila y relajada. Por supuesto, los dos valiums que me había tomado hicieron efecto, ¡qué floja me encontraba! Pero bueno, eso hizo que estuviera mucho menos ansiosa y al final eso también influye en la experiencia global. Además, esta vez, al ser consciente, ha entrado mi chico. La verdad es que ha durado poquísimo, diría que ni cinco minutos, y nos hemos sentido súper abrigados por los profesionales de FIV Marbella, tanto por nuestro Doc, como por las enfermeras (genial, Ade!) como por los embriólogos (otro ‘ole’ por Cristina). 

Uno de los motivos que ha hecho que volvamos más felices y positivos es que nos han comentado que desde que cambiaron de instalaciones -antes estaban dentro de la Clínica Ochoa de Marbella- está obteniendo mejores resultados. ¡Casi un 100% de positivos en julio! Nos han dejado ‘ojipláticos’! Según dicen, no saben bien a qué puede deberse, pero uno de los aspectos que dicen ha cambiado y que igual está ahí parte de la clave -también puede deberse a la casualidad, ¿eh? No todo tiene un motivo racional en esta vida- es a la temperatura del quirófano. Os cuento…

Desde que FIV Marbella cambió de instalaciones -antes estaban dentro de la Clínica Ochoa- está obteniendo mejores resultados. ¡Casi un 100% de positivos en julio! ¡Nos han dejado ‘ojipláticos’!

En Clínica Ochoa uno de los peores recuerdos que tenemos -hablo tanto de mi como de Amelie, que consiguió su positivo con FIV Marbella también- es el frío del quirófano. Vale que estas instalaciones suelen estar a unas temperaturas bajas, pero no se me olvida la tiritera con la que entré al mismo tanto para la punción como en la transfer. Ahora en el nuevo centro tienen su propio quirófano y lo han climatizado de manera que esté a una temperatura adecuada -entre 21-23 grados nos han dicho. Según los embriólogos, no era necesario para una FIV tan poquitos grados como había en Ochoa y esa era una ‘lucha’ que tenían allí… Sin embargo, jugaban en terreno ajeno y debían adaptarse a esas circunstancias.

Ahora ellos regulan la temperatura y consideran que podría ser incluso que los segundos que hay de cambio de temperaturas del laboratorio al quirófano para la transfer igual hasta podrían afectar al estado de los embriones. Estos son, en principio, meras especulaciones, ¿Eh? Pero obvio que te anima saber los muchos embarazos que se han conseguido en julio, que es ‘temporada alta’ para este tipo de clínicas que se encuentran en zonas tan turísticas como Marbella.  

Por lo demás, pues deciros que me he echado una siesta apoteósica: tres horas y media!!! Me tuve que poner despertador a las cuatro para ponerme la progesterona, ¡menos mal que me acordé! Y me he despertado a las siete de la tarde, así que estoy muy relajada y descansada, que esta mañana en el trabajo, hasta irme a la clínica, he pasado muchos nervios. Además, esta no ha sido una buena semana, sinceramente. Creo que estaba demasiado ‘negativa’ y las noches se me han hecho eternas. Ahora sí toca relajarme, descansar y… esperar. Paciencia. Esto es lo que nos ha tocado. Pero seguro qeu la felicidad que ha de venir tras momentos como estos merecerá mucho la pena.

Un abrazo a TODAS. Gracias por el apoyo. Ojala pueda devolveros todo lo que me dais, aunque creo que esto es mutuo, que entre unas y otras nos ayudamos a no desviarnos del camino. Aprovecho también para mandar un besazo de ánimo a Cristinuki, ¡a por tu peque el lunes!

54

Mañana transferencia

Pues llegó el momento. Mañana transferencia embrionaria. Mi segundo intento desde que empecé en esto de la Reproducción Asistida. Estoy intentando mantener la calma, la verdad, ser realista y tener plena consciencia de que esto es como volver a tirar los dados, que igual me sale la sonrisa que la carita triste, pero que es un paso más hacia nuestro objetivo: ser padres. Porque lo mejor es lo que viene…

Me voy a la cama con esta lectura que tiene TODO de verdad. Las que hemos decidido emprender este camino lo hemos hecho porque sabemos que es una senda con corazón y eso debe animarnos a seguir, a ir superando los obstáculos que vayamos encontrando al caminar. A parar y tomarnos un descanso cuando nos sintamos agotados. A retomar la marcha cuando algo dentro nos diga que es hora de volver a luchar. Solo así se consiguen las cosas.

Un abrazo a tod@s y cada un@ de vosotr@s y mañana nos leemos. GRACIAS por estar por ahí, de una u otra forma…


“¿Hay alguna manera especial de evitar el dolor?”

– Si, hay una manera.

– ¿Es una fórmula, o un procedimiento, o qué?

– Es una manera de agarrarse a las cosas. Sigue leyendo

47

Un paso más hacia el objetivo: El viernes, transfer

Toma de contacto con el problema, acudir a una clínica de fertilidad (¿o es de infertilidad?), ser conscientes de que algo hay que hacer. Ponernos en marcha. Medicación, punción, espera por hiperestimulación, transfer, negativo. Tiempo de descanso. Retomar la acción: visita al Doc, vuelta a la medicación y ya fecha de transfer. El día 11 de septiembre este blog cumplirá un año. El día 8 de ese mismo mes sabré si hemos obtenido un positivo o negativo en esta segunda transferencia de embriones.

agenda mr wonderful

La verdad es que estoy ansiosa. Tengo ganas de que llegue ya el viernes –este viernes es mi transfer!- y de estar en betaespera, de que igual que llegue pase rápido. De saber el resultado. De si conseguimos el objetivo, reír, llorar y disfrutar cada segundo de ese mágico momento en el que nos den el positivo. Si fuera que no, simplemente ser conscientes de que esto es un paso más hacia el objetivo. Y punto. No debemos verlo de otro modo, ni como un fracaso, ni como un bache, ni como un escalón. Es otro paso más, hacia delante.

Gracias a todas por estar ahí. Siempre lo diré, para mi este blog ha sido y está siendo de gran ayuda. Conoceros y sentir que todas vamos en el mismo barco, remando en la misma dirección. Que si vosotras podéis, yo también. Que si yo puedo, vosotras también.

El viernes 29 de agosto, a las 13 horas, mi posible futuro pequeño entrará en mí y ojala sea para quedarse. La prueba de embarazo, el 8 de septiembre.

agenda mr wonderful

Corto y cambio.

58

Ya en marcha: Primer paso, Evopad

El martes pasado volvimos a la clínica. Tenía prueba de transfer sin sedación y el ‘scratching’. La verdad es que yo, en modo ‘cenizo’, me adelantaba a los acontecimientos dando por sentado que el Valium que me tomé una hora antes de la cita no iba a hacer efecto. Sin embargo, ¡ME EQUIVOQUÉ!!! Superé la prueba!!!

No imagináis qué felicidad sentí. Apenas noté dolor ni molestias. El Doc y la enfermera, la encantadora Ade, lo hicieron genial, con cuidado y sin quitarme la vista de encima… ¡Y no me mareé! Eso significa tres cosas: lo mejor, que podré disfrutar en directo de cómo mi chanquetillo entra en mi; segundo, el papá podrá acompañarme y estar presente; y tercero, nos ahorraremos el dinerillo de la sedación, que aquí todo puede sumar…

En esta visita nos dieron ya las primeras pautas para la preparación de la transfer: nada más bajar la regla, pedir cita en la clínica para a la semana tener el primer control ecográfico; ese mismo día empezar con Evopad, 2 parches de 100 a cambiar cada 72 horas.

La R no se hizo esperar… dejé las anticoceptivas el lunes y el jueves ya me puse ‘mala’. Así que ahora mismo luzco mis dos bonitos parches pirata en la parte superior del muslo derecho.

La próxima visita al Doc, el jueves. La fecha de transfer, se calculan unos 14 días desde el primer día de menstruación… Así a ‘ojo’ debería rondar el 27 de agosto. ¡A ver qué tal!!!

Un beso a tod@s y feliz finde.

90

Novedades de cara a mi segunda ‘transfer’

Llevo una semana intentando escribiros sobre los ‘cambios’ que habrá en mi segunda transferencia embrionaria. Justo hace siete días que conocimos al doctor Daniel Sosa. Las impresiones, como ya os comenté, fueron muy positivas y volvimos a Algeciras con muchas ganas de empezar de nuevo, la verdad.

Le estuvimos contando nuestra primera experiencia, él nos fue haciendo anotaciones médicas que tenía del anterior Doc y haciéndonos algunas preguntas respecto al tratamiento… y llegó el momento de empezar nosotros con las dudas que nos revoloteaban la cabeza desde hace un mes más o menos.

 

¿Uno o dos embriones?

Lo primero, el número de embriones a transferir: ¿Uno o dos, como estaba previsto inicialmente y ya hicimos en el primer intento de FIV? Cuando mi chico y yo empezamos en el tema de la reproducción asistida teníamos claro que, por intento, queríamos probar con dos bebés. Supongo que uno al final se va a la lógica, a lo simple: si nos ponen dos… ¿Doble de posibilidades? Pues bueno, con este tiempo leyendo, pensando, reflexionando, preguntando… –¡Qué sé yo cuántas cosas más! – teníamos casi decidido volver a la carga solo con un huevito.

¿El por qué? Primero, según lo que sabemos, realmente solo se recomienda hacer transfer de dos embriones en caso de que estos –o uno de los dos- sean de muy poquita calidad y tengan pocas posibilidades de implantación. Como nunca se sabe, se tira a los dados… Segundo: nos bastó una tarde con dos bebés-niños de 10 y 11 meses, los dos solos, para que nos entrara el pánico. Por primera vez nos planteamos realmente… ¿Es esto lo que queremos? ¿Nos vemos sacando adelante, papis primerizos, dos babys??? Que conste que sé que es posible y que no es ni mucho menos misión imposible. Lo sé. De hecho confieso que me haría ilusión tener a dos pelochos preciosos a la vez. El caso es que nos pusimos más prácticas. Como solo hemos hecho un intento, pensamos que igual esta vez podríamos poner uno y ver qué pasa. Otro aspecto muy determinante en esta decisión es el poder ‘alargar’ el ciclo antes que agotemos todos nuestros congelados y tengamos que empezar de cero, la verdad.

Comentamos todo esto con el Doc y él nos dijo -¡Oh, sorpresa!- que, en su opinión y por experiencia, la implantación no depende tanto de si se transfieren uno o dos embriones a la vez, sino de la calidad de estos, de su clase. Digo ‘Oh, sorpresa’ porque de eso hablábamos en otro post y de como profesionales de la reproducción asistida dicen que damos demasiada importancia a esto. No sé. Desde luego, supongo que os pasará como a mí, en esta materia te encuentras todo tipo de opiniones, entiendo que siempre basadas en la experiencia. Sin embargo, como está todo por descubrir –casi todo- en RA, en muchos casos son hipótesis. Sosa nos dijo que no nos preocupáramos. Él piensa que si ya con dos y buenos no nos quedamos, que a lo mejor con uno baja algo las posibilidades, pero que le parece bien probar ahora con uno, a ver qué tal sale la jugada y, con los resultados en la mano, ya extraeremos mejores conclusiones. Así pues, ¡vamos a poner en el terreno de juego a un jugador, a ver si trae la victoria a mi equipo!

 

Sedación para la ‘transfer’, ¿sí o no?

El siguiente punto que queríamos tratar con el Doc era este. De cara a la transferencia embrionaria, ¿sedación de nuevo? Ya os comenté en otros post que me mareo. Yo pensaba que era aprensión pero mi otro Gine me dijo que si no era por dolor ni miedo y que solía estar tranquila, tenía una posible explicación médica. Me la dio, ¡pero no me acuerdo! El caso es que para la primera decidimos que me sedaran. Yo iba a estar más tranquilas, ellos también, y seguro que eso iría genial para que se colocaran bien mis Melli y Zos –qué recuerdos me trae decir estos nombres, qué nostalgia…

En esta ocasión, charlando con él sobre lo que me pasó –me desvanecí en la prueba del catéter con Coppola, ¡visto y no visto!- le comenté que no me importaría volver a hacer una prueba, a ver qué tal. La verdad, lo confieso, que los 300 euros que cuesta esa sedación me animan a probar sin ella. Por un intento no pasa nada, digo yo.

Los profesionales de la Clínica han considerado que no está de más hacer ese amago de transfer plenamente consciente, y es por eso que tengo cita para el martes 12 de agosto para probar. Una horita antes debo tomar un Valium para relajarme, así que a ver qué pasa. Yo confieso que no tengo muchas esperanzas, vistos mis antecedentes, pero realmente voy tranquila, no me pongo nerviosa ni nada. Ya os contaré…

 

Una técnica ‘en pruebas’ que está dando ‘buenos resultados’: ‘Scratching’

Sigue leyendo

88

La ilusión se asoma a la puerta: ¡Aquí nos están esperando nuestros bebés!

Día de emociones ayer. No imagináis la mezcla de sensaciones camino de Marbella. Como ya he comentado en algún post anterior, igual he dejado pasar más tiempo del recomendable para retomar el tema. No sé. He llegado a tal punto de desconexión, como el que ve los toros desde la barrera, que casi me he creído que la película no iba conmigo… Y sí, señorita, va contigo y con tu pareja, va con vosotros, va con el deseo de ser padres y de acunar a un bebé en los brazos.

Nervios por esos tres meses de kit-kat, más nervios por conocer a un nuevo doctor –con el cariño que habíamos cogido al anterior- y un poquito más aún de nervios de conocer la nueva clínica FIV Marbella, que se ha mudado a un nuevo centro, mejor situado y con unas instalaciones magníficas. Nada que envidiar a otros más famosos…

reproducción asistida

Clínica FIV Marbella

La verdad es que, como siempre nos sucede con este gran equipo de profesionales, es pasar el umbral de la puerta y relajarnos, no parar de sonreír y sentirnos como en casa. Desde este post, por si algún día lo leyeran, GRACIAS a Maite, Cristina, Ade, Enrique, a Federico (el Doc que se marchó), a Daniel (nuevo gine) y a todos los que conforman, de una u otra manera FIV Marbella. Y de verdad, digo todo esto de forma desinteresada.

Es la mejor manera que conozco de expresar como ayer volvió la ilusión a apoderarse de nosotros, con un gusanito que empezó a moverse por la tripa y llegó hasta el cerebro. ¿El resultado? Salir de allí con una gran sonrisa y soñando con lo hermoso que será ser papás.

La visita fue estupenda, como ya podéis comprobar. Nos reencontramos con todos los que tan bien nos han tratado y conocimos a Daniel Sosa, con el que esperamos –SÍ O SÍ- conseguir el positivo. De aspecto amable, muy cercano, joven, por su acento creo que argentino y por lo que hablamos muy preparado para llevarnos de la manita al quirófano y de allí a la betaespera. Tras esta, las dos rayitas rosa que tanto anhelamos ver.

Le planteamos varias cuestiones que espero poder contaros más tranquilamente: sobre la calidad de los embriones, si es mejor transferir uno o dos, preparación para esta segunda transfer natural, sin medicación, o con algo de ‘ayuda’, transferencia con o sin sedación (por mis mareos), posible fecha para tener en mi vientre a esos bebitos (en torno al 22-25 de agosto probablemente), una propuesta de ‘cambio’ en la transferencia que está obteniendo buenos resultados y de la que os hablaré… Sigue leyendo

Imagen
7

Mi mamá me mima

Mi mamá me mima

Domingo por la mañana y me quedo sola en casa. La verdad es que llevo todo el fin de semana del sofá a la cama y de la cama al sofá -¡sin pasar por Ikea! Mi madre se ha venido con nosotros estos días. Aunque ya le había dicho reiteradamente que no era necesario, que mi príncipe de ojos azules me cuidaría muuuy bien, entiendo que ella quiere estar. Aunque no soy madre aún, sí me ha demostrado siempre que está para todo, para lo bueno, para lo malo… y ella no se quería perder el volver a cuidarme como cuando era pequeña y estaba en cama.

Realmente me ha venido genial. Es en estos momentos cuando más echo de menos el tenerla cerca. Y es que desde hace casi diez años ya no vivimos en la misma ciudad. Primero viví en Madrid y ya después, desde hace casi tres años, por tierras gaditanas. Estamos cerquita, la verdad, pero para vernos hay que echar una horita y pico en coche.
No sé si os pasa, pero yo con los años más siento la necesidad de tenerla cerca, de abrazarla, de cuidarla, de devolverle todo lo que ella nos ha dado, a mí y a mi hermano.

Aunque soy una persona a la que le cuesta mucho expresar sus sentimientos de amor a los que más quiere -¡es así!!!-, estoy haciendo un esfuerzo por hacerle llegar todo lo que la quiero, la verdad. Como os digo, sobre todo cuando me siento mal, frágil o decaída, es cuando más necesito hablarle y verla. Tenemos además un carácter muy parecido, así que solemos chocar mucho… pero igualmente cuanto más mayor me hago más parecidos me veo a ella, en todo lo bueno, y en algunas cosillas que debería mejorar. ¡Nadie es perfecto! Sigue leyendo

66

Un olvido que alarga la espera

No podéis imaginar cuál fue mi sensación ayer cuando, mientras me duchaba, se me encendió una lucecita en la cabeza… “Niña, ¡el progeffik!”. El sábado 29 de marzo debía empezar a tomar la progesterona, justo seis días antes de la transferencia: debo llevar este tratamiento los mismos días que tienen mis embriones, ¡seis! De ahí que, siendo la transferencia embrionaria el jueves, el día para empezar con el Progeffik era el sábado. Pero no, ¡maldita cabeza!

Como podéis imaginar, por un rato se me vino el mundo encima. Se suma lo nerviosa que ya de por sí empezaba a estar con un fin de semana un tanto triste por motivos familiares, más algún que otro roce con mi pareja (esos nervios de los dos que conforman un cóctel molotov) y el resultado ha sido el olvido por completo de que debía arrancar nuevamente con estos también llamados ‘óvulos’. La verdad es que procuré calmarme pero he dormido fatal, dándole vueltas a la cabeza y pensando qué podía suponer esto pero hasta esta mañana no he llamado a la clínica. No pensé que molestarlos en domingo fuera a ayudar en nada.

Lo que hice fue comenzar en ese mismo instante, sobre las ocho de la tarde, con el Progeffik. Como es cada ocho horas, mi idea era también intentar regularizarme ya su toma para que no me tocara de madrugada, así que a las doce me lo volví a poner, después a las ocho de la mañana y ahora lo haré a las cuatro de la tarde, después a las 24 y así. Así hasta no sé cuándo, si me quedo embarazada, porque debo seguir con estas cápsulas hasta la betaespera y si tenemos resultado positivo un tiempo más.

Bueno, os cuento. El caso es que esta mañana ya llamé a la clínica súper apurada. La enfermera, tras consultar con el Doc, me ha tranquilizado: “No te preocupes, no pasa nada. Lo único es que la transferencia deberemos retrasarla un día”. Será este viernes 4 de abril. La verdad es que me ha sonado una bonita fecha. De domingo a viernes, seis días, igual que la ‘edad’ que ya acumulan mis huevitos, que siguen los pobres en criopreservación otras 24 horas más. Todo será por un bien, estoy segura… ¡Tiene que ser un viernes súuuuperrrrr feliz!

HAPPY FRIDAY

La verdad es que este tema me ha espinado así que me he puesto a indagar un poco sobre mi amiga la progesterona. Por supuesto, ya me tengo más que requeteleído el prospecto del Progeffik pero como el saber no ocupa lugar ahí que me veis investigando. Sigue leyendo

30

Cuenta atrás para ser mamá

Hola chic@s. Ayer, si todo va bien, pudo ser mi último control para ser mamá. Así he querido titular el post, para empezar desde YA a dejar que solo pensamientos positivos ocupen un huequito en mi cerebro. La fecha de la transferencia embrionaria será el 3 de abril, jueves, a las 10 de la mañana.

Como más o menos esperaba, ayer todo iba bien, en orden. El Doc nos explicó esta vez mucho más pormenorizadamente por qué mi endometrio parece estar ya preparado: el grosor recomendado, la presencia de vasos sanguíneos (que indica buena circulación de la sangre) y otros detalles que espero explicaros más tranquila en otro post. Ahora acabo de llegar al trabajo pero necesitaba desahogarme. Y es que da mucho vértigo pensar en todo esto, en lo que dejamos atrás y en lo que tenemos por delante, la verdad.

También tengo ya fecha para la prueba de embarazo. Sí, ¡increíble! Será el lunes 14 de abril, Lunes Santo, Semana Santa… Entre las nueve y las diez debo estar en la clínica en Marbella. Prueba en sangre y a las horas, dos o tres, nos dirán el resultado. Sea el que sea, he de decir nuevamente lo agradecidísima que estoy a todo el personal del centro de reproducción asistida al que vamos. Hemos acertado seguro, pase lo que pase, porque hasta el momento el trato está siendo inmejorable.

Hoy puede ser un gran día para una de nosotras, Lluvia. Deseando que tu transferencia vaya genial y que prontito nos cuentes que estás feliz esperando resultados. Por cierto, las que ya hayáis pasado por la transferencia me encantaría que nos contarais algo de vuestra experiencia. A mi al final me van a sedar porque suelo marearme con las exploraciones profundas y ayer decidimos que era lo mejor. Me pierdo la emoción de ver cómo colocan mis huevitos en su apartamento pero también se que me ahorro muchísimo estrés que me produce todo ese tema. La gracia del día fue que esa sedación no estaba incluida en el tratamiento -sí la de la punción ovocitaria– y supone 300 euros más de gasto. Hoy vamos a hablar con la clínica porque creemos que el seguro sí nos cubre el tema del anestesista en hospital privado. Lo haremos en la Clínica Ochoa, en Marbella.

Bueno soles, pese a que por aquí se levanta nublado y lloviendo, vamos a seguir buscando ese sol optimista que ayer nos llenaba de energía.

¡Un abrazo a todas!