72

Yo me bajo aquí

Hace mucho que no me sentaba a escribir aquí. Este blog, que ha sido una especie de diario para mi, como una amiga silenciosa que aguantaba mis ilusiones, mis castillos en el aire; mis tristezas, mis lágrimas, mis golpes contra la realidad… Es justo y, para mi, necesario sentarme a contaros a vosotras, a las que estáis ahí conmigo desde el principio, a las que habéis alcanzado vuestro sueño y a las que no, contaros que yo me bajo aquí.

Tal vez no he sido tan fuerte como debiera, puede que no haya sabido gestionar bien el estrés, es probable que no merezca ser mamá sino soy valiente como para seguir en la lucha por conseguir ese deseado positivo.

Hoy hace un año aproximadamente –unos días atrás– que tuvimos nuestro primer negativo. Desde entonces, en este año, han sido otras dos transfer con el mismo triste resultado y muchas pruebas. Muchas noches yendo a la cama con los ojos bañados en lágrimas. Muchos días en los que sonaba el despertador y no quería salir de la cama. Y no, eso no es vida. No. Esa no soy yo. Necesito encontrarme allí donde me quedé y es por ello que, ahora en mi cuarta y –al menos por un buen tiempo– última betaespera me siento con ánimo para volver a escribir esto que leéis.

Después de mucho pensarlo. De decir, decidir, volver a cambiar, de decidir para luego desdecirnos a los pocas horas, mi pareja y yo sí hemos tomado una decisión clara. El miércoles próximo, el 29 de abril, esto terminará. Si es positivo, bienvenido sea, no hay lugar a dudas. Si sigo sin encontrar esas dos ramitas rosa que, para nosotras, parecen una leyenda urbana, pararemos ininterrumpidamente. No puede ser que hayamos invertido casi dos años de nuestra vida –hace justo dos años nos hicimos las pruebas de fertilidad en la que ya nos dijeron que necesitaríamos ir a FIV– en llegar a esto, en llegar a nada. No dudo que ser papás es algo maravilloso, que no habrá nada comparable, por supuesto. Pero no es menos cierto que tan importante como tomar la decisión de empezar en este mundo exige estar preparados es saber decir basta, ya, hasta aquí. Me planto.

Nosotros nos plantamos, al menos, por un tiempo indefinido. Sigue leyendo

52

Trombofilia, Coagulación… ¿Rizando el rizo???

Hoy me vino la regla y empecé con los parches, preparándonos ya para la tercera transferencia embrionaria.

La verdad es que en estos días que han pasado desde el negativo mi chico y yo hemos empezado a darle vueltas al coco, a pensar cómo, por qué, posibles motivos… Somos conscientes de que dos negativos entra dentro de la ‘normalidad’ de la reproducción asistida. Sin embargo, no quiero que se den tres o cuatro negativos para que empiecen a mandarnos otras pruebas, como he leído a muchas otras mujeres en otros blogs y foros. Es por eso que mañana vamos a comentarle al doctor sobre la pertinencia de hacernos ya pruebas que son relativamente ‘frecuentes’ cuando se empieza a pensar en posibles problemas añadidos. Pues eso, ¡rizando el rizo!

Me gustaría pediros vuestra opinión al respecto, si os habéis hecho la de trombofilia y coagulación, que tengo entendido que son las más normales, en qué consistían, qué tal han salido… Ah, y si me recomendáis otros análisis o estudios que puedan ayudarnos a prevenir posibles males mayores. No me importa afrontar otro negativo, pero no quiero que tengamos que llegar a eso para darnos cuenta de que había otra cosa que fallaba.

La verdad es que cuando llevas dos negativos -repito, aunque entre dentro de esa ‘normalidad’- en dos transferencias con embriones de calidad -en la primera fueron dos-, se supone que estás sana como una manzana, con 33 años, en forma, con buena alimentación y que ha seguido las pautas indicadas de reposo relativo y vida tranquila durante la betaespera, con tu medicación y todo eso, es difícil no plantearse si hay algo más.

Espero que me entendáis a lo que  me refiero, ¡y todas las aportaciones serán muuuuy bien recibidas para plantearle mis dudas al Doc!

21

Mi primer ‘cumpleBlog’

Hace una semana me imaginaba algo distinto este momento… Con un positivo y la mayor de las sonrisas para celebrar que hace un añito escribía mis primeras líneas en este blog que tanto me está ayudando. El 10 de septiembre de 2013 no era realmente consciente de la ‘aventura’ en la que íbamos a embarcarnos, y por supuesto no hablo de crear este diario, sino de la reproducción asistida. No sabía qué era una IA o una FIV, en mi vida había escuchado hablar del puregon o el progeffik y mis análisis de sangre durante mis entonces 32 años de vida se contaban con las dos manos, ¡no hacía falta más!

Mucho ha cambiado todo, aunque no haya conseguido aún el objetivo. Este 2014 está siendo un año difícil, la verdad, y no puedo decir más que estoy deseando que termine. Igual os suena mal, no lo sé, pero es la realidad, es lo que siento, y como todo lo que hay en este blog no puedo más que dejarlo aquí reflejado, que para eso está.

primer aniversario blog fiv

¡Feliz cumpleaños, SoyMamiBlog!

Nueve meses, un embarazo, ¡qué ironía! Tres trimestres desde que empezamos con la medicación, en enero de 2014. Me encuentro ahora con dos negativos que en estos días me han ido pesando cada vez más pero que intento no tener mucho en cuenta. En mi cabeza solo cabe el SÍ, PODEMOS, y aunque en ocasiones eso me lleva a meterme en la cama a las once del anoche para detener la negatividad que a veces siento me invade, estoy sacando fuerzas para ser positiva.

Esta misma mañana ha dejado en el blog un comentario una nueva ‘compi’, Laura, que cuenta su experiencia: necesitó dos punciones para tener a su bebé, que ya tiene esos nueve meses. Es decir, yo empezaba con esto y ella conseguía su positivo. Si Laura ha podido… ¿Por qué no yo? ¿Por qué no nosotras? Creo que hace un ratito he sido realmente consciente de que siendo fuertes la meta está ahí, no es algo imposible. Exige mucho esfuerzo, mental y económico, concentración para no desviarnos del camino, llevar los días reguleros y los malos malísimos… Pero la meta está ahí, solo hay que seguir andando, paso a paso, hasta alcanzarlo. Puede que este sendero sea más largo de lo esperado, pero si vamos bien acompañados –como es mi caso con mi chico, con mi familia, y con VOSOTR@S- antes o después llegaremos a la meta.

Pues eso, feliz cumpleBlog, soyMami. Gracias por todo lo que me has dado y lo que me das, esta ventanita al mundo para desahogarme, para dejarme ver, para llorar y también para gritar de alegría cuando así lo he sentido.


Espero en unos días daros ya tooodos los detalles del sorteo que voy a organizar con BardaGyn. Me va a ceder un pack de sus productos para poder sortear entre todas vosotras y os aseguro que os gustará. Yo ya os he comentado que estoy encantada con sus productos. Gracias a ellos por confiar en mí.

31

Mi cesta de la compra durante la betaespera

Ayer una ‘compi’ del perfil que tengo en Instagram –@mamibloguera– me preguntó si me habían dicho en la clínica algo en relación a la alimentación para la betaespera. Aunque dudo que el hecho de que en estos días cambiara mis pautas de alimentación -suelo llevar una dieta sana, la verdad, normalita-, me hizo pensar que no está de más tomar productos que igual pueden favorecer que esté mejor por dentro y que mi huevito se agarre bien. 

alimentacion betaespera@en_busca_de_nuestro_positivo me recomendaba tomar Aquarius. Me acordé del litro y medio de esta bebida que me recomendó la Gine tras mi primera punción. Me pase el fin de semana entero tomándola… Así que en mi cesta de la compra para esta betaespera la he incluido. Me decía esta ‘instamiga’ que a ella le dijeron que tomara un vaso diario porque ayuda a hidratar el útero, así que en ello estoy. 

Otra ‘instamiga’, @proyecto_bebe también me ha hablado de los frutos secos y del zumo de naranja. De estos también había leído, así que me he desayunado hoy un vaso de zumo con unas galletas de fibra y unos frutos secos, ¡riquísimo! 

La verdad es que no he encontrado gran cosa buceando en Internet. Lo típico: alimentación equilibrada, fruta, verduras, evitar bebidas gaseosas o estimulantes (voy a apartar estos días el café y la coca cola de mi dieta)… Sí he encontrado en foros algunas indicaciones que, bueno, no son la panacea pero igual pueden servirnos. Yo algunas de estas cositas voy a comprarlas esta tarde:  Sigue leyendo

47

Un paso más hacia el objetivo: El viernes, transfer

Toma de contacto con el problema, acudir a una clínica de fertilidad (¿o es de infertilidad?), ser conscientes de que algo hay que hacer. Ponernos en marcha. Medicación, punción, espera por hiperestimulación, transfer, negativo. Tiempo de descanso. Retomar la acción: visita al Doc, vuelta a la medicación y ya fecha de transfer. El día 11 de septiembre este blog cumplirá un año. El día 8 de ese mismo mes sabré si hemos obtenido un positivo o negativo en esta segunda transferencia de embriones.

agenda mr wonderful

La verdad es que estoy ansiosa. Tengo ganas de que llegue ya el viernes –este viernes es mi transfer!- y de estar en betaespera, de que igual que llegue pase rápido. De saber el resultado. De si conseguimos el objetivo, reír, llorar y disfrutar cada segundo de ese mágico momento en el que nos den el positivo. Si fuera que no, simplemente ser conscientes de que esto es un paso más hacia el objetivo. Y punto. No debemos verlo de otro modo, ni como un fracaso, ni como un bache, ni como un escalón. Es otro paso más, hacia delante.

Gracias a todas por estar ahí. Siempre lo diré, para mi este blog ha sido y está siendo de gran ayuda. Conoceros y sentir que todas vamos en el mismo barco, remando en la misma dirección. Que si vosotras podéis, yo también. Que si yo puedo, vosotras también.

El viernes 29 de agosto, a las 13 horas, mi posible futuro pequeño entrará en mí y ojala sea para quedarse. La prueba de embarazo, el 8 de septiembre.

agenda mr wonderful

Corto y cambio.

42

Y ya llega ‘mañana’

Después de tres meses de kit-kat va siendo hora de volver a poner la mente –el corazón siempre ha estado con ellos– en nuestros bebés. Mañana vuelvo a la clínica para empezar a preparar todo de cara a la transferencia, la segunda, que nos haremos en el mes de agosto.

La verdad es que íbamos a dejarlo para este viernes. Sin embargo, hace un ratito mi chico, que está siendo el más ‘racional’ de los dos en todo esto, me ha dicho… “¿Por qué esperar? Vamos a ir ya, hoy, mañana, para dar ese primer paso que tanto parece estar costándote. Debemos ir al Doc, que nos diga cómo vas y qué análisis tenemos que hacernos”. Más razón que un Santo que se dice, ¿Verdad?

Allá que he llamado un tanto nerviosa a la clínica y ya tengo cita para mañana, a las 16.30 horas. No puedo ocultar mi nerviosismo y por eso estoy escribiendo ahora. Necesito respirar, contar hasta tres y saber que no pasa nada, que cuanto antes empecemos, antes podemos terminar. Pero como cuesta… igual he desconectado en exceso y esto es algo contradictorio. A pesar de que no me olvido del tema ni un segundo, el saber que aún quedaba para retomarlo me ha hecho relajarme un poquito, viéndolo como una meta en el horizonte pero un poco ajena a mí. Raro, ¡lo sé! 

Gran parte de los nervios, todo hay que decirlo, los provoca el saber que nuestro doc, el genial Coppola (mil gracias donde quiera que esté por el trato que nos ha dado), ha dejado FIV Marbella y este martes vamos a conocer al nuevo, Daniel Sosa. Me pregunto cómo nos irá con él. Sí, seguro que bien, pero bueno, cuesta acostumbrarse a cualquier médico, más ahora cambiar cuando estábamos tan contentos.

La verdad es que voy con algo de ventaja, y es que mi amiga Ameliehay qué bien que avanza su embarazo!!!- ya ha estado con él y me ha hablado genial. Me ha ayudado a relajarme un poco y a no temerle. Dice que se ve un gran profesional y que es muy amable. ¡A ver qué tal! También voy a conocer la nueva clínica. Han cambiado de instalaciones y están estrenando centro.

Yo solo quiero que pase lo más rápido posible este tiempo que nos puede quedar de búsqueda, de idas y venidas. Supongo que como a tod@s vosotr@s…

Un besazo para tod@s.

36

Y julio llegó…

Han pasado ya casi tres meses desde nuestro primer negativo. En este tiempo pasamos de la tristeza y la desilusión de las primeras semanas, a la recuperación emocional del mes siguiente… y a la (casi) total desconexión de nuestra realidad: para ser papás hay que pasar por laboratorio y quirófano.

blog fecundacion in vitro

En principio íbamos a acudir a la clínica en junio para volver a deshojar la margarita: bebé sí, bebé no… Sin embargo, teniendo en cuenta que ese mes se iba a presentar lleno de eventos (vacaciones, boda, ferias y visitas de amigos), decidimos pronto dejarlo seguro para julio.

Nos fuimos a Riviera Maya, volvimos con las pilas súper cargadas… pero la verdad es que yo, al ver que se acercaba el momento, no terminaba de verlo claro. Julio, verano, visitas al Doc. No terminaba de animarme. Empecé a darle vueltas a la cabeza. Consulté con la almohada, busqué información en internet sobre cuándo era el momento más oportuno para reiniciar un tratamiento –obvio, eso está en cada pareja, yo diría que en cada mujer, pues al final somos las que llevamos más carga física, por supuesto, y también emocional–, me cuestioné pros y contras y adopté una postura.

No era mi momento, necesitaba JULIO para mi, para nosotros, para mi verano 2014 sin preocupaciones ni visitas al médico.

Tocaba comunicárselo a mi chico. Al fin y al cabo, era mi postura, pero debería ser NUESTRA decisión, del futuro papá y la futura mamá. Él me entendió a la perfección. Le di mis razones, le hablé de mis inquietudes –siempre rondando ese miedo a otro NO– y, pese a que por él lo intentaríamos ya, terminó pareciéndole bien postergarlo nuevamente. Y añado que DEFINITIVAMENTE.

Será en agosto cuando vaya a recoger a mis bebés. Sí, mis bebés. No los llamaba así desde el 14 de abril, cuando tuvimos el test de embarazo, y ya es hora de volver a llamarlos lo que son esos embriones que están ahora ‘hibernando’ en Marbella.  Sigue leyendo

100

Del off… Al ON!

Difícil expresar con palabras lo que han significado estas vacaciones para nosotros. He intentado buscar el mejor título para este post y creo que he conseguido resumirlo con esa frase tan sencilla: DEL OFF… AL ON! Y en todos los sentidos, ¿eh? En primer lugar, porque decidí dejarme el móvil apagado y muy guardado en casa de mis padres, en Málaga. No me fío nada de mi ¿adicción? Al Smartphone, no solo en lo personal, sino también en lo profesional. Gracias al consejo de alguien a quien ya considero una AMIGA me decidí a dejarlo descansando durante casi diez días, ¡un récord para mí! En segundo lugar, hemos pasado del OFF al ON porque solo hoy, en mi primer día de ‘vuelta al cole’, me dio cuenta de lo necesitada que estaba de vacaciones. No solo por el tema de nuestro tratamiento de reproducción asistida, sino por el estrés en el trabajo, la sobrecarga de tareas tanto en casa como en la oficina y las muchas cosas que al final nos van llenando la cabeza y hace que perdamos un poco el norte y dejemos de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida… Algo que en definitiva no es otra cosa que la FELICIDAD. riviera fb

Necesitaba distancia para volver a valorar las muchas cosas que merecen la pena en la vida. Cuando nos alejamos de nuestra ‘realidad’ y observamos desde fuera comenzamos a ver de nuevo que la felicidad está en la suma de infinidad de pequeños detalles, gestos y vivencias.

Creedme que me resultó difícil tomar esta decisión, aunque algun@ pueda parecerle una tontería. Sobre todo porque en mi cabeza –y lo digo desde el corazón- estabais muchas de vosotras. No podría explicar con palabras la alegría al leer que mi querida Amelie ha conseguido su SÍ, y de verdad no quiero gritar aún alto porque entiendo que tras su primer susto quiere ser prudente. Esperemos al 23 para que nos confirmen que todo va OK y puedas empezar SÍ O SÍ a disfrutar de ese precioso estado que seguro todas conseguiremos, EL EMBARAZO. Otra que ha estado muy presente es Ángeles. Aunque me encontré con tu susto y alegría casi a la vez, al leer los comentarios de una vez, no sabes la alegría que me ha dado saber que todo está OK y que hay dos corazoncitos haciéndose muy fuertes en tu vientre. De nuevo, ¡FELICIDADES! Sois un ejemplo para todas, para seguir luchando por este sueño y retomar los tratamientos con la ilusión del primer día. Y bueno, el resto, veo que somos muuuchas ya que estamos con fechas previstas para este verano, junio, julio y agosto seguro que va a llegar con un montón de positivos, confío en ello, y está siendo muy gratificante poder compartir con todas este proceso tan importante. Sigue leyendo

44

Científicamente probado: “Sólo las parejas fuertes resisten a los tratamientos de reproducción asistida”

Probablemente este titular os haya llamado la atención. Esa frase la he extraído de la entrevista que he tenido el placer de realizar a Giuliana Baccino*, coordinadora del Grupo de Interés en Psicología de la Sociedad Española de Fertilidad. Desde aquí quiero dar las GRACIAS a Giuliana por atenderme y ‘regalarnos’ un ratito de su tiempo. La verdad es que me resultaría difícil quedarme con algunos de los muchos consejos e información que proporciona en la entrevista que podéis leer, si os apetece, a continuación.

Me quedo con ‘recetas’ y ‘detalles’ como “cada uno se siente como puede, no hay que forzar ser optimista, cuando no los sentimos así. No va a depender de eso, el resultado del tratamiento”; “Una de las claves para llevar adelante los tratamientos de reproducción es no pensar que éste es el último, sino pensar que es uno más, y esperemos que sea el ‘bueno'”; “Los psicólogos especialistas en reproducción asistida, son muy necesarios en todo el proceso de tratamiento, pero aún más, cuando necesitamos, como dices tú, salir a flote. La fórmula que me pides es: pedir ayuda”; “Aquellos que no lo logran deben saber que no es un “castigo divino” no haberse quedado embarazados a la primera, a veces es tan simple y triste como una cuestión de probabilidades.”; “Es sano y necesario llorar juntos, aprender juntos de la experiencia que están compartiendo.”; “Es muy necesario plantar bien los pies en el suelo, tomar decisiones meditadas y seguras, y vivir esta experiencia de a dos.”

Para que podáis contextualizar todas las preguntas y ver un poco el punto de partida de esta ‘charla’ con Giuliana, os dejo íntegramente el texto y espero que os resulte tan útil e interesante como me lo ha parecido a mi. 3, 2, 1… ¡Acción!

 


Buenas noches Giuliana, son las diez y media de la noche y aquí me ves planteándote unas preguntas en tono entrevista que creo van a ser lo menos parecido a una ‘entrevista’ que haya hecho jamás. Te cuento un poquito sobre mi: soy periodista y community manager, bloguera de profesión y de vocación… En febrero de este año inicié mi primer tratamiento de FIV. Mi pareja y yo llevábamos buscando el embarazo un año y medio aproximadamente. Tras hacernos ambos pruebas y analíticas, el resultado, al menos en apariencia, es que el problema está en la calidad del esperma de mi chico, muy por debajo de lo óptimo para conseguir una fecundación de forma ‘natural’, por así decirlo.

Acabamos de obtener nuestro primer negativo y la verdad es que ha sido especialmente duro. Supongo que pensábamos que todo marchaba bien –teníamos seis blastos de muy buena calidad, nos transfirieron dos- y nos decíamos, “¿por qué no vamos a ser de esos que a la primera consiguen el positivo?”. Pues… no fue.

Paralelamente a todo esto, decidí poner en marcha un blog personal, para tenerlo a modo de ‘diario’ y como válvula de escape, y es para este Soymamiblog.wordpress.com que he pedido poder ‘entrevistarte’, con el objetivo de conseguir algunos consejitos prácticos para las muchas mujeres que, como yo, están en tratamientos de reproducción asistida. Como podrás ver en el blog, y si no te lo comento yo, hemos creado una ‘comunidad’ de ‘aspirantes a mami’ que hemos encontrado en esta bitácora un lugar donde encontrarnos, compartir inquietudes, alegrías, penas y, sobre todo, ILUSIONES.

Te comento todo esto, y disculpa que me extienda tanto, para que puedas contextualizar las preguntillas que te planteo. Como ya puedes ver, y ya te adelantaba, esto no es una ‘entrevista’ al uso y te invito a plantearme todas aquellas cuestiones, consejos o planteamientos que consideres pueden ayudarnos a todas. Y GRACIAS de antemano por tu colaboración. Estoy segura de que todo lo que puedas decirme aquí va a aportarme muchísimo y me ayudará a seguir el camino de baldosas amarillas, en busca del maravilloso reino de Oz con esa cuna de bebé que se revela en mis sueños…

1. Cuando uno comienza un tratamiento de reproducción asistida se insiste mucho en la importancia que tiene afrontarlo con optimismo, ¿en qué medida crees que realmente esto influye?

Emprender cualquier actividad o proyecto vital con optimismo, es sin duda mucho mejor y más relajante que emprenderlo con pesimismo. Pero, esto no quiere decir que nuestro pensamiento optimista o pesimista determine el resultado de lo que estamos emprendiendo, y en este caso, hablo específicamente de la reproducción humana asistida. Me explico, hay algunos estudios que asocian el optimismo, junto con las capacidades saludables de cada persona al afrontar una situación difícil; y el resultado final de un tratamiento de reproducción asistida. Pero, si hablamos únicamente de optimismo o pesimismo, las cosas cambian, no está clara la asociación entre optimismo y el resultado final de un tratamiento, es decir, embarazo/no embarazo. De hecho, dentro de pocos días, presentaré un estudio en el congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, donde, al igual que otros estudios presentados con anterioridad en la literatura,  no se relaciona el pensamiento positivo o negativo de la paciente y su pareja, y el logro de un embarazo. Esto es importante para los pacientes en reproducción, porque no tienen que sentir que por estar tristes o desesperanzados en el resultado del ciclo que están realizando, ese sentimiento va a determinar el resultado. El mensaje es: cada uno se siente como puede, no hay que forzar ser optimista, cuando no los sentimos así. No va a depender de eso, el resultado del tratamiento.  Sigue leyendo

91

Qué he aprendido con mi 1ª FIV y qué no repetiré con la 2ª

Os hice caso. Ayer por fin le conté a mi chico lo del blog. Le expliqué que ha sido muy importante para mí en todo este tiempo como espacio donde desahogarme, dejar fluir mis sentimientos, mis inquietudes, mis ‘investigaciones’ y como salita de espera de maternidad donde he conocido a chicas maravillosas. Les hablé de vosotras… ¡Y él me respondió a todo esto mirándome fijamente y dándome un beso! La verdad es que los corazones salían de mis ojos, como en los dibujos animados que veíamos en la infancia.

Ambos comentábamos sobre cuándo retomar el tratamiento y coincidimos en que da algo de pereza. A él le gustaría empezar en junio, pero yo quiero esperar a julio, para al menos ‘disfrutar’ tranquila de junio, de la playita, el relax y algo de descanso. Además de que nos vamos de vacaciones, tenemos una boda y un bautizo, ¡para qué agobiarse con más!

Le comenté lo que he aprendido de mi primera FIV. Fundamentalmente me quedo con una lección: No centrar toda mi vida y mi mundo en este tratamiento. No sé si os ha pasado pero durante dos-tres meses –y desde bastante antes, desde que decidimos que empezaríamos el tratamiento- todo nuestro universo ha girado en torno a este tema. Y creo que, por obvios motivos, en mi caso ha sido algo más extremo, ya que al fin y al cabo somos nosotras las que nos sometemos a este proceso, por la medicación y todo eso.

tratamiento FIV reproducción asistida

De mi primera FIV he aprendido sobre todo que no debo centrar TODO MI MUNDO en este tratamiento. No sé si os ha pasado pero nosotros, desde que decidimos empezar el tratamiento de reproducción asistida, no hemos hecho nada más que pensar y planificar en torno a este tema y al deseadísimo POSITIVO.

Este negativo me ha puesto los pies en el suelo y me ha devuelto a la realidad. De verdad, quiero ser mamá por encima de todo, pero eso debe ser algo añadido a nuestro proyecto de vida, no el centro de una relación o de un plan vital de pareja. Básicamente porque NADIE nos puede asegurar que alcanzaremos el objetivo, y eso es algo real, difícil de asumir pero… real al fin y al cabo. Tengo muchísima ilusión, eso es indudable, pero ese NO de la primera prueba de embarazo me sentó como una bofetada en la cara. Fue como en el cuento de la lechera, y eso no puede ser así. Es malo para mí. Es perjudicial para nosotros.  Sigue leyendo